4 Salmos poderosos que podrás leer para ayudarte en cualquier momento y circunstancia

Salmos poderosos que impactarán tu vida y que te ayudarán ante cualquier momento o situación. Todos los salmos en realidad son poderosos, recordemos que los Salmos son oraciones de suplicas, ruego, angustia y acciones de gracias, así como alabanzas elevadas a Dios. Es por eso que los Salmos de la Biblia son altamente reconocidos, pues reflejan casi perfectamente el camino de retos de la procesión del creyente.

Denominamos poderosos a estos Salmos como para distinguirlos de los de alabanza, protección y ruego así como alguna otra categoría que le quieran dar. Y precisamente un Salmo poderoso es eso, no importa si es una petición, una alabanza, son por igual poderosos al momento de ayudarnos ante alguna tribulación. Y por supuesto todo es debido al poder de la Fe que tenemos al evocar el nombre de Dios viviente, así como también contar nuestra realidad de ese instante con la presencia del Padre Celestial.

Los Salmos cuando nos permiten estar frente al Señor, ya es un salmo poderoso.  De esa manera cada salmo está hecho para ayudarnos ante cualquier circunstancia, ya sea al momento de estar angustiados, un salmo seguro nos entenderá, también en nuestras alegrías, o quebranto es bastante probable que encontremos una alabanza y poder para nuestro cuerpo.

 Rey David el cantautor de Salmos

El autor de los Salmos poderosos son atribuidos el Rey David, quien los ha caracterizado por ser maestros en la metáfora y la poesía. Este heroico personaje bíblico, es conocido por sus invencibles batallas y astucia en combate, pero también; logró ser un guerrero en la oración y alabador por excelencia. La vida de David es muy parecida a la nuestra, pues nos recuerda lo cambiante y frágil que esta puede tornarse.

David no controlaba sus emociones, siendo frágil y torpe para ser un guerreo en el campo de batalla, pero aun así, su corazón fue comparado con el de Dios. Cada uno de los salmos hacen recordar que no somos valientes, fuertes ni poderosos por voluntad propia. La persistente permanencia de la presencia de Dios en la vida de David, lo hizo llegar al éxito, no su forma de ser.

Versículos que puedo leer en casa para Glorificar a Dios

Nuestra batalla más ardua y desafiante como creyente es vivir como extraños aquí en la tierra, dominar la carne y obedecer a Dios. Es por eso que los Salmos se convierten en los preferidos y más recomendado por los lectores, son uno de los libros más recomendados y queridos por los lectores.

Salmos Poderosos 

En Fuego Viral estamos acostumbrados a brindarte lo mejor en cristianismo, es por eso que te compartimos A continuación algunos de los Salmos poderosos. Son por excelencia para meditar, escudriñar y memorizar:

«Amo al Señor, pues ha oído mis súplicas; Porque ha inclinado hacía mí su oído; Por tanto, le invocaré en todos mis días. Me rodearon ligaduras de muerte, Me encontraron las angustias del Seol; Angustia y dolor había yo hallado. Entonces invoqué el nombre de Dios, diciendo: Oh Señor libra ahora mi alma Pues tú has librado mi alma de la muerte, Mis ojos de lágrimas, Y mis pies de resbalar. Andaré delante de Dios en la tierra de los vivientes». Salmo 116: 1-4, 8-9.

El Apóstol Pablo ejerce una acción de gracias al Señor en este Salmo por haberlo salvado de la muerte. Un verdadero Salmo de poder que dirige su mirada al Señor, reconociendo su misericordia, poder y protección.

Pasajes de la Biblia que puedes leer en casa antes de dormir

«Ten misericordia de mí, oh Dios, ten misericordia de mí; Porque en ti he confiado, Y en la sombra de tus alas me ampararé Hasta que pasen los quebrantos. Alabaré al Dios Altísimo, Al Dios que me favorece. Él enviará desde los cielos, y me salvará De la infamia del que me acosa». Salmo 57: 1-3

Este Salmo 57 está escrito por el mismo rey David, llamado “Mictam” o himno del Rey David  durante su huida del Rey Saul a una cueva. El poema nos enseña como el Señor salva a sus siervos y los libera de todas sus angustias.

1-«Ataca, mi Señor, a los que me atacan, combate a los que me combaten.
2- Ponte la armadura, toma el escudo, y te levantas para venir a socorrerme.
3-Blandes la lanza y el hacha contra mis perseguidores, y a mí me dices: «¡Yo soy tu salvación!»
4-Que sean humillados y fracasen los que quieren mi vida, que retrocedan y sean confundidos los que rumian mi desgracia.
5-Que sean como pelusa al viento, acosados por el ángel del Señor. 
6-Que su camino sea oscuro y resbaladizo, perseguidos por el ángel del Señor.
7-Sin motivo me tendieron una trampa, y cavaron una fosa para mí.
8-Que sin aviso venga sobre ellos la ruina, que queden atrapados en su trampa y caigan en su fosa.
9-Y mi alma se alegrará en el Señor, muy contenta con su intervención.
10-Todo mi ser exclamará: » Señor, ¿quién hay como tú, que libras al débil de la mano del fuerte, y al pobre y al pequeño del que los despoja?» Salmos 35:1-10.

El poema escrito por David en el Salmo 35; es un salmo de confianza y batalla. Tanto el autor como el lector están conscientes de el Señor pelea sus batallas, incluso aquellas que parecen imposibles.

«El Señor guía los pasos del hombre y lo pone en el camino que a él le agrada; aún cuando caiga, no quedará caído, porque el Señor lo tiene de la mano». Salmo 37: 23-24.

En este Salmo David nos habla de como Dios con su sabiduría, bondad y amor nos tiende siempre su mano poderosa. Su amor es eterno y redentor pues sabemos que somos frágiles pero aún así, le da gusto que seamos sus siervos.

Los Salmos son la Palabra fiel de Dios, y así son como un bálsamo para nosotros, es la efectiva medicina contra el pecado.

Escríbenos…y comparte tu opinión sobre este articulo…cuéntanos si te ayudaron…