¿Quien era Abraham? El fundador de Israel

Abraham: ¿Quien fue? El fundador de Israel. Es un personaje de la Biblia, nació por el año 1813, en Ur de Caldea. Su vida y obra se relata en el primer libro de la Biblia; Genesis. La Biblia narra que; es el primero de los tres patriarcas del Judaismo, quien por mandato de Dios deja las tierras de sus padres para establecerse en la Tierra Prometida.

Luego de la época de hambre se mudó a Egipto, y sin embargo al poco tiempo regresó y se estableció en la llanura de Mamré, cerca de Hebrón. Fue con Abraham que Dios estableció la Alianza, prometiéndole la tierra de Canaán para él y para sus descendientes, que serían tan numerosos «como el polvo de la tierra». Su esposa Sara no había concebido hasta entonces, pero Abraham tuvo un hijo llamado Ismael, hijo de Agar, esclava de su esposa Sara.

Dios hizo un milagro a la esposa de Abraham

Al cabo de un tiempo, Dios visitó de nuevo a Abraham en Mamré y le prometió un hijo de la propia Sara. Ella se rió al oírlo, pues ella tenía en ese momento noventa años, pero Dios cumplió su promesa y Abraham fue padre de Isaac. Tenía entonces cien años. Agar fue expulsada de la casa y se marchó con su hijo Ismael al desierto, donde se instalaron.

Después de un tiempo, Dios quiso probar la obediencia de Abraham y le sugirió que le ofreciera en sacrificio a su hijo Isaac. El patriarca aceptó el mandato, pero en el último momento Dios le eximió de tan dura carga. Al morir Sara, Abraham compró un sepulcro en la cueva de Macpela, en Hebrón, y allí la sepultó. En esa misma tumba fue enterrado él cuando murió, a los 175 años de edad.

Tríbus de Israel

Abraham y su hijo Isaac, así como el hijo de éste, Jacob,  son tildados como patriarcas. Jacob, que además recibió el nombre de Israel, tuvo doce hijos que llegaron a ser patriarcas de las tribus de Israel. Y, según narra la Biblia, esta familia creció y se convirtió en una gran nación. Es difícil valorar el trasfondo histórico de la historia de Abraham.

Abraham es considerado como el padre del judaismo, debido a su importante participación en la historia Bíblica de la salvación. El cristianismo lo considera el depositario de la bendición para todos los pueblos. Asimismo lo relacionan como un hombre justo y han alabado su vida. Durante etapas oscuras de Israel, los profetas hebreos intentaron copiar a Abraham cuando se alió con Dios y quisieron devolver la confianza a su pueblo; «Considerad la roca de que habéis sido cortados, la cantera de donde habéis sido extraídos. Mirad a Abraham, vuestro padre».

Su muerte

Abraham al mucho tiempo de la muerte de su esposa, volvió a casarse, esa vez con una mujer llamada Cetura. Y con quien tuvo otros hijos:  Zimrán, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súaj. Jocsán fue el padre de Sabá y Dedán.

Asimismo Dedán tuvo los descendiente asureos, los letuseos y los leumeos.

Los hijos de Madián fueron: Efá, Éfer, Janoc, Abidá y Eldá. Todos fueron hijos de Cetura, y completaron el pueblo de Israel.

Abraham le heredó todos sus bienes a Isaac. Y a sus otros hijos, precisamente los de sus concubinas, solo les hizo fue unos regalos. Y aún estando vivo Abraham los separó de Isaac enviándolos a las regiones orientales.   

A los 175 años, fue la edad que Abraham murió, aún así gozaba de una buena vejez. Antes, luego de su larga vida, fue a reunirse con sus antepasados.

En la cueva de Macpela, sepultaron a Abraham sus hijos Isaac e Ismael cerca de Mamré, el sitio se le conocía como el campo del Hitita Efrón hijo de Zojar. Ese campo fue comprado a los Hititas por Él mismo, y fue enterrado al lado de su esposa Sara. Después que muere Abraham, Dios   Bendijo a su hijo Isaac, quien se quedó a vivir en el pozo de Lajay Roí.