Alentadores versículos de la Biblia sobre la protección de Dios

La autoridad más elevada del universo es la Palabra de Dios, ella nos da protección y aliento ante cualquier dificultad. Cuando oramos y en compañía del Espíritu Santo invocamos el nombre de Jesús estamos levantando la más poderosa protección que someterá al maligno. Dios es nuestro creador y de todas las cosas del universo, nada se hizo sin Él. Entonces es difícil saber todas las cosas que Dios hizo para protegernos en cada detalle pasado, pero estamos totalmente seguros como buenos Cristianos que lo hizo y por fe le damos gracias. Su protección es incomprensible para nosotros, pero real.

Los peligros y amenazas comandadas por el maligno, están en todos lados, incluso en ambientes que para nuestra perspectiva es tranquilo y seguro; algún accidente doméstico, aunque parezca insignificante, puede llegar a ser muy graves, pequeños descuidos y negligencias podrían terminar acabando con la vida. Por donde caminemos todos los días ignoramos quién pueda estar o que cosas podrían pasar, pero la gran protección de Dios allí está, cuidándonos para que podamos vivir en paz.

En la Biblia Jesús nos enseñó que siempre estaremos bajo la protección de Dios, nos dijo que de nada sirve que los guardias vigilen, si Dios no no nos protege. La fe en Cristo nos da esa seguridad y esperanza de que así es. Dios con su poderosa protección nos da el aliento a seguir adelante, porque nuestro Padre Celestial está allí. La idea de Dios no es que seamos imprudentes, ni que no tomemos ninguna medida de protección y prevención, sino que, al disponer de cualquier implemento para protegernos, sepamos que nuestra verdadera protección es Dios. No importa el método que usemos, de una u otra forma es violable, solo Dios es quien nos puede brindar absoluta tranquilidad y protección.

Cuando salimos de casa, le podemos poner cualquier cantidad de candados, para no crear tentaciones de robo, pero mi fe en Cristo es la que me da tranquilidad definitiva, porque sé que la protección de Dios es inviolable, al contrario del candado. Entonces encomienda a Dios tu vida, tu familia y todas tus pertenencias en el nombre de Jesús.

¿Cual es el Sello de Dios? El que nos Protege de toda maldad

Versículos de la protección de Dios

«Si el Señor no protege la ciudad, de nada sirve que los guardias la vigilen”. Salmo 127:1

 “Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros”. Juan 17:11

 “Y yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”. Mateo 18:20

«Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo». Efesios 6:11

«Tú eres mi refugio; tú me protegerás del peligro y me rodearás con cánticos de liberación». Salmo 32:7

«Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará». Deuteronomio 13:6

«Así que podemos decir con toda confianza:
«El Señor es quien me ayuda; no temeré.
¿Qué me puede hacer un simple mortal?». Hechos 13:6

«Pero yo le cantaré a tu poder, y por la mañana alabaré tu amor; porque tú eres mi protector, mi refugio en momentos de angustia». Salmo 59:16

Dios es el creador de todas las cosas, sólo el sabe que viene y que va, confía tus pasos en Cristo y recibe la protección de Dios.