Cada cosa buena en tu vida es un regalo de Dios, valóralo y agradece

Dios nos envía a diario regalos maravillosos, incluso hasta nuestro respirar y los latidos del corazón, son un regalo de Dios; solamente que muchas veces no lo vemos ni valoramos porque vivimos pensado en los problemas, en las adversidades y dificultades de la vida. Y ahí es cuando cometemos el error de no apreciar todo lo bueno que tenemos.

El aire en tus pulmones, la comida en tu mesa, la ropa en tu armario, el trabajo que mantiene tus finanzas, la belleza que te hace sentir seguro, el techo donde descansas, la familia que te ama; todas esas cosas son un regalo de Dios, y a pesar de las adversidades es importante entender que eso sigue estando ahí, a pesar de lo que hoy estés pasando, esos regalos son bendiciones de Dios. A través de eso él te recuerda lo mucho que te ama y lo bendecido que eres.

Haz una oración este día para agradecer por todas esas cosas buenas que tienes, y pide a Dios que te ayude a valorarlas, que te ayude a observarlas cada día a pesar de los problemas; que la gracia del Señor siga llenando tu vida y que tus adversidades no logren opacar el regalo de Dios, que es tu vida.