Características de un buen Cristiano lleno de la sabiduría de Dios

Una definición más exacta de la sabiduría es que «todo Dios es Sabiduría». Esto porque es el creador de todas las cosas en el cielo y en la tierra, por eso nada está oculto para Dios. Y como buen Cristiano debemos estar llenos de ella. Lo que está oculto para el hombre por su sabiduría humana limitada para Dios no lo está. Esto es como si intentáramos introducir el mar en un vaso.

«Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacifica, amable, benigna, llena de misericordia, y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía». Santiago 3:17

Ese conocimiento lo adquirimos a través de la Palabra de Dios, dada en la Biblia, la misma que nos dará el entendimiento para ser sabios en la palabra y acción.

«Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, nación grande es esta». Deuteronomio 4:6

Todo buen Cristiano está accionado por la sabiduría, y lo podemos demostrar al comportarnos con bondad, cuando somos pacíficos, cuando actuamos con pureza, amables, con misericordia, tenemos buenos frutos, no tenemos incertidumbre, y no somos hipócritas.

-Bondadoso, Benigno;

«Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo». Efesios 4:32

La Palabra de Dios nos indica que debemos mostrar buena voluntad, comprensión y simpatía  hacia otros, es decir apliquemos el ministerio de benevolencia para con todos. De ese mismo modo el Señor se porta con cada uno de nosotros, nos perdonó todos los pecados y aún así, nos Bendice y acompaña en todo, para guiarnos por Su camino.

-Pacíficos;

«Bienaventurados los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios». Mateo 5:9

Aquí la Palabra de Dios nos hace llamado a que tengamos un comportamiento de paz, y a vivir en paz, destellar paz es símbolo de que estamos con Dios, es mostrar la sabiduría que nos llega de lo alto. Jesús mismo nos dejo la paz con el fin de dar ese testimonio, de predicar que sólo Dios nos la da, porque Jesucristo es el Dios de Paz.

«La paz os dejo, mi paz os doy; Yo no os las doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo». Juan 14:27

El Apóstol amado nos dice que la paz de Dios nos da tranquilidad, que no tengamos miedo a nada, que vivamos con valor y valentía.

-Pureza;

«En pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero». 2 Corintios 6:6

Los Griegos utilizaban mucho la palabra «JAGNOTES» para referirse a las personas limpias, una limpieza, un estado espiritual sin culpabilidad, puro, de pureza, limpio.

Un Cristiano es puro por la Palabra de Dios dada en la Biblia, porque la Palabra de Dios es pura y se mantiene pura por los siglos de los siglos, la palabra nos purifica el alma, le espíritu y todo nuestro ser. Para esto fue que Dios nos dejo la palabra.

«Las palabras del SEÑOR son palabras limpias, como la plata refinada en horno de tierra, purificada 7 veces». Salmos 12:6

-Amable;

«Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido;». 2 Timoteo 2:24

Todo buen Cristiano debe tener la amabilidad de Dios, pues ella rompe las contiendas, mal entendidos, a la vez tengamos un sano juicio que podamos destellar por medio de la amabilidad, ya que la amabilidad es digna de alabanza, nos enseña que el ser amables enseña a otros.

-Tener Misericordia;

«Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzaran misericordia». Mateo 5:7

La misericordia proviene de Dios, es una cualidad y acción de Dios y es la base del perdón divino en su fiel e incondicional amor.

Un buen Cristiano debe manifestar la misericordia de Dios con su comportamiento ante todos, es decir seamos misericordiosos con nuestra actitud, palabra y sabiduría, pues el que hace misericordia recibe misericordia de Dios.

-Dar buenos Frutos;

«Así que, por sus frutos los conoceréis». Mateo 7:20

Los frutos que se muestran por el espíritu en la vida de un buen Cristiano provienen de la sabiduría de lo alto. 

Nuestros frutos son beneficiosos para otros, debemos comportarnos como Dios manda, con la ayuda del Espíritu Santo, nuestro espíritu destellará buenas acciones, que son el fruto que Dios espera que demos. Los frutos de un buen Cristiano se demuestran cuando nos comportamos con amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad y con ferviente fe en Cristo.

¿Qué es el fruto del Espíritu? Aspectos de un buen Cristiano

– Sin incertidumbre;

«Confía en el SEÑOR con todo tu corazón,y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme al SEÑOR tu Dios y apártate del mal».Proverbios 3:5-7
La Palabra de Dios es sabia, entonces como buen Cristiano debemos hacer crecer la fe en Cristo que todo lo puede, es quien nos guía. No temas deja que nuestro Padre Celestial sea quien te diga que hacer, sin incertidumbre, pues confía fervientemente en el SEÑOR. Dios es fiel, Su palabra es la verdad inmutable.
– Sin Hipocresia:
 «El hipocrita con la boca daña a su projimo; mas los justos son liberados con sabiduria». Proverbios 11:9 

La Palabra de Dios es pura, hay un abismo enorme entre ella y lo falso, lo sucio, no seduce para pecar y ni es ser hipócrita. Un buen Cristiano debe tolerar la verdad y hablar solo bajo ella, porque Dios es verdad, a la vez que nuestro corazón debe hablar sabiduría.