Citas de la Biblia para Bendecirte cuando obedeces a Dios

Obedecer a Dios es lo menos que deberíamos hacer después de tantas Bendiciones recibidas de Su parte. Todos los días Dios nos llena de Bendiciones demostrando el inmenso amor por cada uno de nosotros. Llevar nuestra vida obedeciendo a Dios es una vida con pilares sólidos, capacitada para derrumbar todas las murallas que el enemigo pueda ponernos en frente. Entonces te invito a obedecer a Dios y verás como empiezan a llover las Bendiciones en tu vida y en la de los tuyos.

Dios anhela Bendecirte, no te obliga a obedecerlo, pero su primordial misión es tú bienestar y el de los tuyos. Tienes libertad para escoger si obedeces o no, si quieres Bendiciones en tú vida o maldiciones. Vivir en obediencia a Dios nos permite disfrutar de una vida plena y lejos del mal.

En la Biblia aparecen infinidad de recompensas prometidas por Dios si le obedecemos. Y lo mejor de todo es que no sería por un rato, serían tuyas por siempre. Ellas estarán sobre ti por siempre, cada día de tu vida… si vives en obediencia al Padre Celestial. Ese camino de la obediencia es un camino recto, trazado y dirigido por Dios. Para andarlo necesitas determinación, un compromiso real y eterno. Quizás pienses que es mucho sacrificio, pero si lo haces de corazón, poniendo tu mente en Cristo verás como todo fluye y sin darte cuenta ya vives como Cristo, y no solo eso; empezarán a caer sobre ti toneladas de Bendiciones. Permite que Dios guíe tus pasos.

Cuando decidas seguir a Cristo obedeciendo a Dios, eso te permitirá ver con más claridad la razón por la que fuiste y fuimos creados. No solo verás con más claridad lo que  debes hacer, sino que sentirás ánimo y el deseo de perseverar ya que sabes que Dios valora, aplaude y premia tu esfuerzo.

¿Qué es el Libre Albedrío? Dos caminos; las Bendiciones o las Maldiciones

Citas bíblicas sobre las Bendiciones

En Fuego Viral queremos brindarte la Palabra de Dios para que te sientas agradecido con Él. Su Palabra te ayudará a entender lo que es la obediencia al Padre Celestial y la recompensa al cumplirla. Continua y lee, si quieres puedes anotar la que más te guste y la lees cuando lo creas necesario, llegará el momento que ya no vas a necesitar el papelito porque te la haz aprendido. Halo acompañado de una oración, pídele a Dios sabiduría para entender Su Palabra y verás como sales cambiado.

«Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca». Mateo 7:24

«He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición, si oyereis los mandamientos del Señor vuestro Dios, que yo os prescribo hoy». Deuteronomio 11:26-27

«Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz del Señor tu Dios». Deuteronomio 28:2

«Mirad, pues, que hagáis como el Seor vuestro Dios os ha mandado; no os apartéis a diestra ni a siniestra. Andad en todo el camino que el Señor vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer». Deuteronomio 5:32-33

«Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano». 1 Corintios 15:58