Citas de la Biblia para hacer frente al ataque del maligno

La Biblia enseña que Dios no te dejó desarmado frente a los ataques del maligno. Y así es, pues tienes a su Espíritu Santo sobre ti, el gran poder del Señor y la armadura de Dios, puedes contar con todas y con cada una de ellas al momento de enfrentar el acecho de Satanás. Ese enfrentamiento es espiritual y muy intenso. Y sin embargo no tienes que preocuparte por eso, porque tienes como defensor al poder de Dios y no hay maligno que lo resista.

Para recibir el poder de Dios es necesario ser fervientes en la fe en Cristo, la fe es el mejor escudo que puedes utilizar para frenar el ataque del maligno. No importa de donde vengan las flechas de ataque, solo mantente alerta y usa el escudo de la fe.

El escudo de la fe para vencer los ataques del enemigo la puedes lograr cuando la desees de todo corazón. La oración sincera y llena de arrepentimiento delante de Dios, te permite renovar tú espíritu. Entonces pídele al Señor que examine tu corazón y tus motivaciones, que te señale en qué debes cambiar. Compórtate de acuerdo a Su Palabra, no en las tuyas, toma decisiones que le lo alaben y adoren, eso le agradará y su recompensa será la sabiduría suficiente para que puedas hacer frente al maligno y por supuesto; vencerlo..!! 

Puedes orar al Padre Celestial para que te de discernimiento al momento de identificar lo bueno y apartar lo malo. Ese discernimiento te ayudará a defenderte del acecho del maligno por medio de Su amor porque te dará las fuerzas necesarias para vivir siempre dentro de su voluntad, y la voluntad de Dios no es más que nuestro bienestar como hijos Suyos que somos.

Enfrenta al maligno con estas citas bíblicas

Vive la vida como Dios quiere que la vivas, en Su Palabra. Con ella obtendrás la victoria sobre el pecado que es la principal flecha del maligno;

«Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno». Efesios 6:16

«¡Cómo has caído del cielo, oh Lucero de la mañana, hijo de la aurora! Has sido derribado por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Pero tú dijiste en tu corazón: «Subiré al cielo, por encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono, y me sentaré en el monte de la asamblea, en el extremo norte. Subiré sobre las alturas de las nubes, me haré semejante al Altísimo». Sin embargo, serás derribado al Seol, a lo más remoto del abismo». Isaías 14:12–15

«Su poder durará siempre; Su reino permanecerá de generación en generación. 35 […] Él actúa según Su voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. No hay nadie que pueda oponerse a Su poder ni preguntarle por qué actúa como actúa». Daniel 4:34-35

«Hijitos, ustedes son de Dios y han vencido a esos mentirosos, porque el que está en ustedes [Jesús] es más poderoso que el que está en el mundo [el diablo]». 1 Juan 4:4

«Los setenta y dos discípulos que Jesús había enviado regresaron muy contentos y le dijeron: «¡Señor, hasta los demonios nos obedecen cuando los reprendemos en Tu nombre!». Lucas 10:17