¿Cómo alcanzar la SANTIDAD? La guía de la Biblia

La Santidad es un vestido espiritual que significa estar consagrado, separado exclusivamente para un plan y propósito. Es estar siempre a disposición exclusivamente para el uso de Dios. Nuestro Padre Celestial busca hombres que sean únicos y exclusivos para Él. Hombres que consagren su cuerpo para Dios, sus manos, sus oídos, sus ojos, su caminar, para Su uso, tu hablar, expresar el lenguaje del reino.

Uno de los llamados de Dios es que vivamos en santidad, este es un llamado que le hace a sus hijos. Y vivir en santidad es ser puro, consagrado, apartados para Dios. Para apartarnos en esa pureza es necesario que nos alejemos de todas las cosas, acciones, etc, que sean de ofensa para Dios, de todo lo que no le agrade. Y la mejor guía para lograr todo esto, es Su palabra dada en la Biblia, a través de ella podrás conocer todo lo que a Dios no le agrada.

Entonces lo esencial es leer la Palabra de Dios dada en la Biblia cada día y de esta manera podrás conocer más a Dios, además, es una excelente manera de saber lo bueno y lo malo, lo que te acerca y te aleja del Señor. La Biblia nos enseña que si guardamos la Palabra de Dios, ella limpia el camino por donde andamos.

Por su parte, Jesucristo entregó su vida por cada uno de nosotros con la intención de purificarnos y hacernos santos, esto es acto digno de admiración. Por eso, como verdaderos cristianos, debemos devolverle Su amor por nosotros con amor también, y si amas realmente al Padre Celestial, con toda seguridad te apartaras de todo lo que te aleja de Él, te guardaras cada día y buscarás ser santo en todas las cosas que hagas.

Es esencial que todo creyente procure buscar cada día esa santidad a la que Dios nos llama para poder verlo. Su misma Palabra nos explica que debemos buscar la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Pues, nuestro Padre Celestial nos espera; y anhela que seamos santos cuando estemos delante de Él y que apartes todo lo que contamina tu cuerpo y espíritu. Cuando te apartas solo para Dios, no te prestas para; criticar, para chismes, para ver pornografía, guardas Su caminar y piensas para Cristo. Ese es el vestido que Dios quiere que guardemos.

¿Cómo me parezco más a Jesús? Persigue la santificación

La Biblia nos dice cómo estar en santidad

«Porque el poderoso ha hecho grandes cosas conmigo. Su nombre es santo». Lucas 1:49

«Una vez he jurado por mi santidad, Y no mentiré a David». Salmo 89:35

«De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno». Romanos 7:12

«Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo el Señor vuestro Dios». Levítico 19:2

«Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo». 1 Tesalonicenses 5:23

«Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a Él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es». 1 Corintios 3:17

«A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha». Efesios 5:27