¿Cómo aparto la preocupación en mi vida? Dios nos enseña

La preocupación es cuando nos sentimos nerviosos, intranquilos y angustiados por algo que aún no ha sucedido. Es algo que está en nuestra mente, que nos atormenta y nos pone a pensar que va a suceder, entonces terminamos ansiosos. También esa emoción nos inmoviliza en el momento, y quizás para nada, porque muchas veces no sucede nada después.  Pero Dios nos enseña cómo cambiar esa preocupación por paz.  

«La paz les dejo, mi paz os doy, no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo». Juan 14:27

Aquí podemos aprender que Dios nos da a cada uno de nosotros la fortaleza para cambiar. El Señor pone delante de nosotros la oportunidad para hacer distintas las cosas cuando nos damos cuenta que nuestro manejo emocional nos hace daño a nosotros y a las personas que amamos. La fe en Jesucristo es la herramienta ideal para lograr ese cambio. 

Datos de cómo apartar la preocupación

En los momentos cuando sientas que la preocupación te invade; di una y otra vez que; con Dios todo es posible, Él es el señor. Esta es la mejor declaración que puedes decir. Pero además quiero compartirte unos tips que también podrán ayudarte a apartar la preocupación;

-Cambia los pensamientos negativos por pensamientos de fe y esperanza.

Comprende que las crisis son parte de la vida, pero nunca su lugar de permanencia, sino de trascendencia.

-Descubre cuáles son las lecciones que puedes aprender de las situaciones por las que estés pasando. 

-Usa el arma que Jesús nos dejó; la oración, así canalizarás todo de manera eficaz.

-Recuerda las bendiciones que Dios ta ha regalado en tú vida.

Piensa en las promesas de Dios.

Nunca dudes del cuidado del Señor. ten fe en Cristo.

-Actúa como un victorioso y esquiva las actitudes de derrota.

-Rodéate de personas que te ayuden a superar las preocupaciones y aléjate de aquellas que te angustien más.

Comienza desde hoy a poner en practica estos tips en tu vida, verás como el miedo y la preocupación se apartan, como se derrumba toda ansiedad para darle paso a la total seguridad. Sentirás también la paz espiritual.

«No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús». Filipenses 4:6-7

¿Cómo debo actuar frente a la crisis? Como un buen Cristiano

La fe en Cristo es la principal arma que debes poner frente a toda preocupación, es la que te colocará por encima de cualquier preocupación. Pues la voluntad de nuestro Señor no es de ninguna manera que tengas ansiedad, así nos lo enseñó en Su Palabra.

«Así que no temas, porque yo estoy contigo;
no te angusties, porque yo soy tu Dios.
Te fortaleceré y te ayudaré;
te sostendré con mi diestra victoriosa». Isaías 41:10

Si la preocupación toca tu puerta, eres tú quien decide si dejarla entrar. No te dejes dominar por ella, aléjala. Entonces te invito a que repitas estas palabras; «No me angustio porque confío en Cristo». Repítelo siempre que lo consideres necesario. Esa es una enseñanza de Dios;

«No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí». Juan 14:1