¿Como conseguir el Crecimiento Espiritual para Cristo?

Crecimiento Espiritual está basado en la salvación real, en que debemos nacer de nuevo y recibir el perdón de Dios. Si se hace con sinceridad, todo el que busca crecer espiritualmente encontrará total apoyo de Dios durante su búsqueda. Crecer en fe, como lo es en cualquier otra parte de la vida, requiere tiempo y dedicación.

El Crecimiento Espiritual es remontarse a los inicios del Cristianismo, es decir; la oración, la Palabra de Dios, la comunidad de creyentes, y compartir con otros, lo que Dios, con gracia, nos ha dado.

Consejos para el Crecimiento Espiritual

-LEER Y ESTUDIAR LA BIBLIA; puedes crear una rutina de leer siempre los mismos pasajes bíblicos. Así obtendrás  un mejor entendimiento de lo que lees con frecuencia si lo pones en contexto de un libro entero. O podrías leer las Sagradas escrituras entera. Ten en cuenta que La Biblia es una inspiración divina que refleja la relación de Dios y nosotros. Concéntrate en leer la Biblia entera durante un año, el Espíritu Santo te dará entendimiento para crecer a través de su palabra. Si ya la leíste, podrías hacerlo de nuevo.

-ORACIÓN EN TODO MOMENTO:  la oración es la herramienta principal que Dios nos enseña para estar en constante relación con Él. La base de una buena conexión, es la comunicación constante. En cualquier momento de tu día ora. Dirígete al Padre Celestial nombrándolo, luego agradece todo y cada una de las cosas que te ha dado, puedes tomar el ejemplo que Jesús nos enseñó; Padre Nuestro…. Si ya tienes experiencia, recuerdas que hay varias formas de orar y proponte practicarlas todas.

-AYUNAR; por medio de esta acción le manifestamos a nuestro creador que nuestra relación con Él es más importante que nuestros placeres y necesidades humanas, que nuestra fortaleza y vitalidad nos la da solo Dios. Fija un tiempo determinado y abstente parcial o total de lo que te pida el cuerpo, durante ese tiempo, ora, eso te ayudara a sobrellevarlo. Si nunca lo haz hecho, empieza por poco tiempo y a medida que vayas viendo que crece tu caminar con Dios, ofrece el tiempo que puedas.

-VE A TU IGLESIA POR LO MENOS UNA VEZ POR SEMANA; Dios a través de sus sagradas escrituras, nos enseña que es necesario asistir a la iglesia para que podamos alabar a Dios con otros creyentes y ser instruidos en Su Palabra para nuestro crecimiento espiritual. “Y perseveraba en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”, Hechos 2:42.

5 Versículos que aumentan tu Fe y Esperanza en Cristo y que alegran tu día

-ASISTE MÁS TEMPRANO A LA IGLESIA; la finalidad de asistir a la iglesia es adorar y alabar a Dios con todo nuestro ser.  En algunos casos, lamentablemente, llegamos a la iglesia distraídos pensando en otra cosa, una situación o un mal momento, y se nos hace difícil atender a lo que realmente es importante en ese momento. Si haces un esfuerzo y llegas unos minutos más temprano, podrías orar y preparar tu Espíritu para recibir las bendiciones que Dios tiene para ti. Usa ese tiempo para dedicar tu adoración y entregarle tus cargas al altísimo.

-FORMA PARTE DE LOS ESTUDIOS BÍBLICOS; a diferencia del servicio tradicional semanal, los estudios bíblicos que se ofrecen durante la semana permiten que levantes la mano si tienes alguna pregunta o si no entiendes algo. Frecuentemente, estos estudios son grupos más pequeños y un poco más informales y a veces se ofrecen para grupos con intereses similares. Los estudios bíblicos de tu iglesia son de los mejores herramientas que tienes disponible para entender la Biblia y los debes aprovechar.

-EXPRESA TUS BENDICIONES A LOS DEMÁS: Dios nos enseña en Mateo 28; 19-20, que vayamos por el mundo compartiendo las buenas nuevas, las enseñanzas que nos dejó a través de sus palabras durante su estadía en la tierra. Invita a otras personas a tu iglesia para que escuchen la palabra de Dios, aunque no acepten tu invitación, comparte con ellos tus testimonios de Fe, e invita a otros. No solo estarás cumpliendo con un mandamiento, sino que  experimentaras el gozo de compartir la buenas nuevas con las personas que están a tu alrededor.

-ESTUDIA PROFUNDAMENTE LOS EVANGELIOS; A través de Jesucristo fuimos salvados. Estudiando a profundidad los Evangelios, podemos conocer aún más todo el sacrificio que Jesús hizo por ti. Los mismos están dedicados a su vida y ministerio, y son la base para el resto del nuevo testamento, y de nuestras vidas. Mientras estés leyendo a Mateo, Marcos, Lucas y Juan, ten disponible un diccionario bíblico o varios estudios y comentarios sobre estos libros. Dedícale unos cuantos meses y en un cuaderno anota lo que vas aprendiendo.

-ESCRIBE TODO EN UN DIARIO; todos tenemos costumbres muchas de las cuales no nos damos cuenta. Al escribirlas en un cuaderno o diario cada día, de vez en cuando podrás revisarlo y aprender ciertas cosas de ti mismo. Cuando las revises, quizás notaras que pierdes mucho la paciencia, que no das gracias por las bendiciones en tu vida como debes, o que tienes buenas habilidades en áreas específicas. Puedes usar lo que aprendes para que en oración con Dios te ayude a superar lo negativo, y te ilumine para usar lo positivo para su gloria.

-OFRENDAR Y DIEZMAR; el Crecimiento  Espiritual que resulta del dar los diezmos y las ofrendas viene, no precisamente porque estás dando dinero ya que las Bendiciones no se compran, sino porque lo estás haciendo en acción de gracias y adoración a nuestro Dios. Toda está en la actitud del diezmador.

La Biblia nos enseña en 2 Corintios 9:7: «Dios ama y recompensa al dador alegre — Gracias sean dadas a Dios por Su don inefable. Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre». Tus diezmos y ofrendas apoyan a los servicios y programas de tu iglesia. Cuando das, le das a Dios.

Escríbenos…y coméntanos que te pareció este articulo…descubre otras formas de crecer con el Cristianismo..!!