¿Cómo encuentro la mano de Dios y su infinito poder?

Mano de Dios está siempre que las necesitemos, solo búscala. Ellas son las que sostienen el cielo, crearon el océano, la Mano de Dios crearon todo lo que está a nuestro alrededor. El poder que tiene la mano de Dios están disponibles a cada instante de nuestras vidas, sólo es cuestión de que las solicites, y por medio de ellas estaremos libres del pecado en nuestros corazones.

Dios es el creador del cielo y la tierra, así dijo;»Hágase la luz» y la luz llegó al mundo, creó todo el universo, nuestro Padre Celestial. La mano de Dios tuvo el poder de crear al hombre con solo un soplido de aliento y lo lleno de su gloria. De manera que habitara en su presencia. «Incluso el sol y la luna se detienen a su palabra». Josué 10,13.

El poder de la mano de Dios es infinita

«Él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar». Isaías 40:22.

Isaías lo dice en la Biblia bien claro, así de infinita es la mano de Dios, todo lo que puedes ver es un diseño perfecto de Dios, y no sucedió al azar. Todas y cada una de las zonas de la inteligencia humana, desde las matemáticas hasta la física y la biología, son una simple y pequeña muestra de la grandeza y la sabiduría de Dios.

«¿No has sabido, no has oído que Dios es eterno, Él creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.». Isaías 40.28-29.

Sólo Dios es con quien debemos contar en nuestras vidas. Siempre está allí, es eterno. Delante de su gran poder, no hay barrera que lo detenga, por su grandeza lo que es imposible para nosotros se vuelve posible, porque así Él lo hace posible. El pecado nos hacía tropezar muchas veces, pero ahora con la mano de Dios eterno sobre nosotros, podemos establecernos firmemente. Por eso Dios envió a Jesús, a través de Él está la posibilidad de librarnos del pecado, de nuestros propios deseos y pasiones. De toda la iniquidad que habita en nosotros.

En cada instante necesitamos la ayuda de Dios, en esos momentos que somos tentados, necesitamos de su Espíritu Santo para que en momentos de dificultad nos consuele, y llene los vacíos que muchas veces nos quedan en el alma.

El vacío que muchas personas experimentan en sus vidas, nos lleva a conocer a Dios, pues es el único que lo llena todo. Así, algunas situaciones que nos suceden, y pensamos que lo podemos llenar con las compras, o bien sea dando a otros, y ayudando. Pues no.! sólo Dios a través del Espíritu Santo en nuestros corazones nos llena.

Para lograr que el poder de la mano de Dios se mueva, es necesario la Fe. Es por la Fe que encontramos la salvación. En la Biblia Dios nos dice que debemos creer en Cristo y entregarle nuestro corazón, que debemos depositar la Fe en su Palabra, y aceptarlo como nuestro Salvador y Señor.

«Entonces le tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os haz curado». Mateo 9:29

También Dios quiere que depositemos nuestra Fe exclusivamente en Él. A través de la oración podemos lograrlo, así, establecemos una relación con Dios, nos escucharía y debido a esa oración, Dios nos premia respondiendo, y lo hace cuando traducimos esa Fe en acciones.

“De nuevo os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos». Mateo 18:19

Todo el poder de las manos de Dios, el mismo que abrió el mar rojo, esta totalmente disponible para ti y para mí. Escríbenos…y comparte tus experiencias con ese poder..