¿Cómo hacer para siempre estar conectado a Dios y mantener vivo su fuego?

Así cómo un campeón no nace listo y debe entrenar, formarse, adquirir disciplina pero por sobre todo y aún más importante, tomar una decisión en su corazón de caminar cada día en el estilo de vida que lo acerque a su objetivo final; de la misma manera, una persona que anhela ser un campeón en la fe necesita entender que Jesús ya hizo su parte en la cruz al morir y resucitar al tercer día.

El nivel de nuestra fe está limitado al nivel de responsabilidad que tengamos con nuestro crecimiento, Jesús ya nos dio su palabra, nos enseñó a orar y nos dio su ejemplo de lo que una vida rendida al Señor es; La Biblia nos muestra que Jesús oraba, ayunaba, estaba constantemente en contacto con las escrituras, cada ejemplo nos muestra que aún el desde muy pequeño se comprometió con una vida de sacrificio, Jesús asumió el peso de la responsabilidad.

Si Jesús oraba, si estaba conectado a cada momento, si aún él asumió la responsabilidad del sacrificio para crecer en Dios, aún más nosotros necesitamos hacerlo; Por eso en este día queremos invitarte a que ores, persigue la vida del Espíritu Santo, comprométete con la palabra, sirve a Dios con todo el corazón, es la única manera de mantenerte conectado siempre con Dios y que su fuego permanezca en tu vida.