¿Cómo siento la Presencia de Dios en mi vida? Apartando todo

La Presencia de Dios puedes sentirla en tu vida de muchas maneras. Quizás en algún momento no la sientas que está ahí, aun cuando que nuestra mente nos dice que a veces no debemos dejarnos llevar por nuestras emociones cuando se trata de nuestra Fe en Dios. Esto porque la Biblia dice en Romanos 1:17 que los «justos vivirán por la fe» y «sin Fe es imposible agradar a Dios», Hebreos 11:6, eso nos indica que no es porque no sintamos a Dios, no quiere decir que no está junto a nosotros. Aún así, entiendo que a veces te sientas sin fuerza, pareciera que no está, pero sí está ahí, solo espera que lo llames.

En la Biblia, Dios nos enseña su promesa de estar siempre con nosotros, pero con frecuencia no estamos conscientes de su presencia constante en nuestras vidas. El día a día nos separa de esa presencia, y seguro nos preguntamos cuándo, podemos saborear la emoción de encontrarnos con él de nuevo. Pues te cuento que eso es lo más desea Dios, aparte de estar junto a nosotros, quiere que lo conozcamos más.

LA PRESENCIA DE DIOS

Si tu anhelo es percibir más la presencia de Dios, puedes voltear al sendero que Él anda, y llámalo, invítalo a que se te acerque aún más a tu vida. ¿Cómo? ya te explico; 

SINCERO CON DIOS

Una de los impedimentos de sentir la presencia de Dios es que quizás estés bloqueado por alguna razón, te aseguro que Él no se ha ido, pero nuestra sensibilidad a su presencia podría ser afectada por el pecado no confesado en nuestra vida.

«Cuando callé (sobre su pecado), mis huesos se desgastaron por mi gemido todo el día. Porque de día y de noche tu mano pesaba sobre mí; mis fuerzas se debilitaban como en el calor del verano. Entonces te reconocí mi pecado y no encubrí mi iniquidad. Yo dije: «Confesaré mis rebeliones al Señor», y tú perdonaste la culpabilidad de mi pecado». Salmos 32:3-5.

Si te parece que Dios no está a tu lado porque no le has hablado luego de un tiempo, o porque quizás mentalmente lo has evitado, acércate con confianza y confiésale a Dios lo que hay en tu corazón y en tu mente; pídele que abra tus oídos espirituales para escuchar su voz. En 1 Juan 1:9 dice: «Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad». Al restaurar tu relación con el Padre Celestial, te aseguro que la comunicación brotará una vez más. Te recomiendo que limpies tu alma, con confianza ora, habla con Él y confiésale  tus pecados, y pídele su perdón, Dios te escucha como buen Padre que es, verás como fluye todo.

LEE LA BIBLIA EN VOZ ALTA

Si lees en voz alta te podrás escuchar hablar de la palabra de Dios, sentirás su poder y su presencia. La Biblia nos dice que la Palabra de Dios es «viva, activa y más cortante que toda espada de dos filos», Hebreos 4:12. Esa gran espada afilada te hará consciente de su peso o te enganchará el corazón con convicción, inspiración o determinación. Un corazón pinchado por Dios es mejor que un corazón aburrido cualquier día, ¿cierto?

Al contrario de intentar un acercamiento palpable con Nuestro Padre Eterno, prepárate para cuando Dios decida manifestar su presencia a ti. La presencia persistente de Dios en el Espíritu Santo y externa, que puedes o no sentir es su presencia esencial, mientras que buscas el acercamiento palpable con Dios que captan tu atención son su presencia manifiesta.

Deja entrar a tu mente y corazón la obra del Espíritu Santo. Continua conociendo mejor a Dios a través de la obra del Espíritu Santo tanto en tu mente, por ejemplo guiándote al momento de leer la Biblia, así como en tus experiencias personales, como cuando intentas acercarte a Él de manera palpable, eso es obra del Señor, pues te sientes hambriento de Dios. Ora con frecuencia, haz de la oración tu prioridad, verás los resultados, no obligues a Dios, el sabe cuando, como y donde hacer que lo sientas.

¿Como conseguir el Crecimiento Espiritual para Cristo?

-ADORA A DIOS CON AMOR; Cuando en la iglesia cantamos, elevamos los himnos hacía Él, sentimos ahí la presencia de Dios, cierto? Podría ser porque ahí es donde la adoración tiende a tener lugar. Entonces al momento que quieras adorarlo, no importa donde te encuentres, hazlo enfocado en Dios, no en ti, ahí está la esencia. Cuando abres la puerta de tu corazón para amarlo, Él nos encontrará allí.

Aparta toda distracción que te desvíe la atención del Dios Eterno, así experimentarás al máximo la Presencia de Dios en tu vida. Convierte tus preocupaciones en oraciones, para que la ansiedad no te quite de la mente el enfoque en Dios.

Escríbenos…!! y comparte tus experiencias con la presencia de Dios…