¿Cual es mi don Espiritual? El que provee el Espíritu Santo

Dios entrega el don espiritual para edificar y Bendecir a quien lo reciba. La Biblia nos enseña que cada persona es un recipiente de por lo menos un don espiritual. A pesar de todo esto, no existe fórmula alguna o manera que pueda informarte de cual es tu don o dones espirituales. La distribución del don está a cargo del Espíritu Santo y lo hace de acuerdo a Su voluntad. El Apóstol Pablo nos explica un poco;

«Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere». 1 Corintios 12:7-11

Pablo nos explicó un poco como el Espíritu Santo distribuye el don espiritual a cada persona, sin embargo hay quienes quieren enfrascarse en algún don que busque servir a Dios, solo en los aspectos que piensan que tienen el don. Pero así no trabaja el don espiritual. Pues para servir a Dios hay que ser obediente en todo lo que nos manda. Además nuestro Padre Celestial nos dará las herramientas necesarias para llevar los o el don espiritual y usarlo en las labores que nos haya llamado.

Para distinguir nuestro don espiritual lo podemos hacer de distintas formas. Entonces tenemos que las pruebas o análisis para lograrlo, aun cuando no son del todo confiables, sí pueden ayudarnos a entender dónde podrían estar nuestros dones. También pueden darnos alguna idea sobre nuestro don espiritual la confirmación por parte de otro. Muchas veces algunas personas observan tu servicio a Dios, entonces distinguen tu don, quizás lo ven mejor que tu. La oración se convierte en una gran herramienta de suma importancia, y quien mejor que quien te dio el don, el Espíritu Santo; entonces medita en una oración y dirígete a Dios pidiéndole que te guíe y te ponga en el camino donde está tu don espiritual; para el que fuiste bendecido y para darle un mejor uso a nuestros dones espirituales para Su gloria.

Entendemos que Dios elige a unos para ser maestros, entonces les Bendice con el don de la enseñanza. Así mismo Dios elige a otros a ser siervos y los bendice con el don de servicio. A pesar de eso, al saber con precisión nuestro don espiritual, no nos libra de servir a Dios en zonas fuera de nuestros dones.

¿Quien es el Espíritu Santo y cual es su Misión?

Saber cual es el don espiritual con el que nos ha beneficiado Dios, es bueno,  pues sabremos como darle un buen uso. Sin embargo no estés encerrado en el globo de tu don, podrías perder alguna otra ocasión de servir a Dios. Déjate usar por Dios, pues nuestro Padre Eterno conoce perfectamente como equiparte con el don que necesites.                                                                                                                                                                  Dios tiene el don espiritual diseñado para cada quien, solo deja trabajar al Espíritu Santo en tu mente y corazón, seguro verás la señal, el camino que desea que andes.