¿Cuáles son los pasos a seguir para ser un buen cristiano?

¿Cuáles son los pasos a seguir para ser un Buen Cristiano? Jesús en los senderos que caminaba llamaba a algunos a seguirlo. ¿Por qué eligió a los que eligió? ¿Qué vio en ellos para invitarles? ¿Qué percibió en aquellos hombres que no destacaban en nada ni eran famosos ni mucho menos sabios? Pero Jesús les llamó para que le siguieran. No les llamó para que fueran propagandistas ni vendedores de ideas. Les llamó para que le siguieran…

Como seguir a Jesús y ser un Buen Cristiano

Intentar vivir como lo hizo Jesús, eso es ser un Buen Cristiano. Participar de su amor a Padre Dios y a la humanidad entera. Gastar nuestra vida “perder la vida” en palabras de Jesús, por amor a los demás, de una manera especial por los más débiles y necesitados. En otras palabras: estar con Jesús, “tener ” a Jesús, es “perder” la vida por amor a Él y en los demás… Toda la vida del Cristiano estará siempre conjugada en este “tener” y “perder”…

¿Que significa seguir a cristo en el camino de la Fe?

Responder a su llamada

La vida cristiana comienza cuando se da respuesta a la llamada de Jesús a nuestro corazón y no antes, y eso hay que tomarlo en cuenta. Experimentar la cercanía de Dios sin que nos escandalice ni nos desequilibre, ese es el comienzo del seguimiento de Jesús.

Caminar de la mano de Cristo

Hay quienes piensan que Jesús va delante, lejos, y todos tenemos que seguirle. La gran experiencia de los santos y de los verdaderos Cristianos no es que Jesús vaya muy por delante en el camino de la vida o se haya quedado en la lejanía del cielo.

El gran descubrimiento de los santos no es que ellos caminen con Jesús sino que es Jesús quien se ha vuelto su compañero de viaje en el camino de la vida. Entender así el seguimiento implica asumir que Jesús es el Enmanuel «Dios con nosotros» y que está contigo y que camina contigo tan cerca que puedes escuchar el latido de su corazón. Jesús va al paso y al ritmo que cada persona puede andar… No es que yo tenga que correr y cansarme inútilmente para llegar a Jesús… Él va conmigo no delante y lejos de mí sino a mi altura, a mi lado…Enmanuel: «Dios con nosotros».

¿Quien era Juan? El Discípulo que estuvo al pie de la cruz

Cuando te detienes Él se para contigo. Si te sientas a descansar, Él se sienta contigo y te transmite su fuerza. Cuando te desorientas, Él te enseña el camino recto. Cuando estás desanimado y piensas que ya has perdido a Dios en tu vida… Él aparece en tu interior con fuerzas y resurrección renovadas… Dios va al paso que tú puedes andar que es el ritmo que no te agobia ni te cansa ni te rompe por dentro.

Seguir a Jesús de pie, alegres, con entusiasmo, con él no hay obstáculos, es cuando todo te va bien. Cuando la vida te sonríe y no hay complicaciones de importancia que perturben tu camino. Sigues a Jesús de pie porque no hay nada que te impida caminar o seguirle…

Seguir a Jesús de rodillas… Cuando empiezan las dificultades, cuando nos acobardamos, cuando se nos nubla el camino y la meta, cuando no sabemos qué hacer… Jesús se arrodilla con nosotros y reza por nosotros y con nosotros…

Todos debemos seguir a Jesús desde el estado al que hemos sido llamados por el Señor. En ello va el sentido de nuestra vida y nuestra felicidad humana y eterna.