Cuando lloras, Dios te dice: sé fuerte y valiente, estoy contigo, ese es el pañuelo que seca tus lágrimas

Una de las promesas más bonitas de la palabra del Señor es que él nunca nos abandona, y que en momentos tristes, difíciles y dolorosos, él está ahí para ser nuestro consuelo; así lo dice la biblia en Josué 1:9, recordándonos que Dios nos ama tanto que siempre nos demuestra de alguna manera que él es nuestro soporte y que en su hombro pueden posar todas nuestras penas.

«Cada vez que llores, Dios estará para decirte: se fuerte y valiente, estoy contigo, y este será su pañuelo que limpiará tus lágrimas», su palabra no miente y es tan real cómo tu respirar; por más difícil que sea ese momento que estás atravesando, no olvides que NO estás solo, que tienes al Rey de Reyes abogando por ti y respondiendo por tu dolor.

Aferrate a esta promesa del Señor y entrégale tu tristeza, pídele en oración que te sane tu dolor y que sea su mano la que limpia tus lágrimas y te de consuelo y paz; comparte este mensaje con alguna persona que creas que necesite leerlo, conviértete en un instrumento del Señor al hacer llegar su palabra a más personas a las que puedes ayudar. Que Dios te Bendiga.