¿De verdad existen los demonios? Lo que dice la Biblia

La Biblia nos habla de ángeles y demonios, los que están con Dios y los caídos. Estos últimos son ángeles caídos comandados por satanás, a quien Dios arrojó del cielo a la tierra de primero. Al caer Satanás se trajo algunos de los ángeles con él; un tercio de ellos, indica la Biblia en Apocalipsis. La Biblia también menciona a los ángeles que pecaron. Dado todo esto, podemos entender que si existen los demonios, y son quienes se han rebelado contra Dios. Por esa razón fueron echados del Reino Divino. 

«Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él». Apocalipsis 12:9

«y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese». Apocalipsis 12:4

Muchos de estos demonios ya están pagando por sus pecados bajo oscuridad, en lugares como prisión para la eternidad y esperando el día del gran juicio. Pero muchos otros continúan libres, vagando por el mundo. A estos la Biblia los llama «gobernadores de las tinieblas de este siglo…huestes espirituales de maldad en las regiones celestes». Los demonios continúan considerando a Satanás como su líder, y son quienes intentan destruir el plan de Dios, pero los ángeles santos son más poderosos y luchan contra ellos.

Alentadores versículos de la Biblia sobre la protección de Dios

Como vimos, los demonios son seres espirituales, a parte de eso, están aptos para dominar un cuerpo físico. Esta posesión demoníaca ocurre cuando el cuerpo de una persona lo domina totalmente un demonio. Pero si eres un verdadero hijo de Dios, esto no te puede pasar, pues el corazón de quien crea en Cristo está protegido con el blindaje poderoso del Espíritu Santo.

«Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo». 1 Juan 4:4

Mientras estuvo en la tierra con Su ministerio, Jesucristo se enfrentó con muchos demonios, por supuesto ninguno pudo contra Él. La Biblia nos relata que en las noches le traían a Jesús personas endemoniadas para echarlos del cuerpo con Su Poderosa Palabra, sanando así a muchos enfermos. Con esa autoridad sobre los demonios, quedó demostrado que Jesús era el Hijo de Dios. Los demonios que se enfrentaban con Jesucristo sabían quién era, y le temían porque sabían que su fin era uno de tormentos.

“¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?”. Mateo 8:29

Los demonios son espíritus de mentira, inmundos, y su misión es engañar al humano. Te invito a seguir a Cristo, para que así alejes todos los demonios de tu vida, pues cómo ya viste; le temen a Jesucristo, por lo tanto con el Señor tendrás un blindaje inviolable.

«Desarmó a los poderes y a las potestades, y por medio de Cristo los humilló en público al exhibirlos en su desfile triunfal». Colosenses 2:15