Dentro de 100 años todos nos habremos ido, ya no vivas derrotado, Dios te da una oportunidad a diario

La vida es muy corta para vivir infelices, amargados, frustrados, tristes y derrotados, dentro de unos cien años ya toda tu vida habrá pasado y dirás adiós a la tierra, y claramente todos tus «problemas» ya no importarán; dentro de estos años ya todo habrá pasado y posiblemente al final de tus días ni siquiera recordarás todas esas cosas que te amargado o hicieron infeliz, recordarás los buenos momentos.

Esta bonita reflexión nos la regala esta mañana el Pastor Joel Osteen, cómo un consejo para que aprendamos a vivir más tranquilos sin esperar a que ese sueño se cumpla para poder ser felices; muchas veces decimos: es que cuando tenga ese negocio seré feliz, es que cuando mis hijos crezcan rehago mi vida, es que cuando tenga dinero podré disfrutar, así no es la vida.

Cada minuto pasa y no espera por nada ni por nadie, cada día es un regalo de Dios con nuevas oportunidades para disfrutar y ser feliz; problemas tenemos todos los seres humanos pero recuerda que dentro del caos también hay bendición, dentro del día a día Dios te regala maravillas pequeñas que posiblemente no ves; aprender a mirar más allá, a agradecer cada cosa y a ser más feliz que este viaje es corto cómo un suspiro.