¿Dios ama sólo a los cristianos? Revisemos la Biblia

En la Biblia encontramos por un lado que Dios ama a todos por igual y sin condiciones, pues está bajo el fundamento del carácter y en el hecho de que Dios es todo amor. Entonces podríamos considerar que este amor de Dios por todos es un  “amor misericordioso”, pues esto resulta del hecho de que Dios no castiga al humano de inmediato por sus pecados. La Biblia también nos brinda un hecho real y es nuestro Padre Celestial hace que el sol que Él creó salga; para todos, buenos al igual que malos, además de deja caer la lluvia de igual manera; sobre honestos y deshonestos.Este es otro ejemplo del amor de Dios para todos: Su amor misericordioso, Su benevolencia extendida a todos, no sólo a los cristianos.

“Vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”. Mateo 5:45

¿Como vivo con Sabiduría y Amor en Cristo? Las palabras que aprendes

Dios ama a todos por igual, y eso lo manifiesta cuando le brinda la misma oportunidad de arrepentirse a toda la humanidad, así mismo lo dice el Apóstol Pedro en su segunda carta cuando habla del amor incondicional de Dios. Y en esa carta Pedro nos dice que Dios nos llama a todos y cada uno de nosotros a ser salvos, lo que comúnmente le llaman Su voluntad permisiva o perfecta – ese atributo de la voluntad de Dios que revela Su actitud y define lo que le agrada.

“El Señor no retarda su promesa…sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”. 2 Pedro 3:9

Dios ama al mundo entero, pero esto no quiere decir que todos somos salvos. A Dios no se le escapan los pecados, porque Él es un Dios de justicia. Los pecados no pueden quedar impune eternamente. Si a Dios se les escaparán los pecados y a la vez permitiera que ellos sigan dañando a toda Su creación para siempre, esto sería lo contrario al amor por nosotros. Todo aquel que no vea el amor de Dios, o peor aún, niegue a Cristo como su Salvador, a su libertador; tendrá todos los tickets ganados para la ira de Dios por la eternidad, y no los de Su amor.

«Ciertamente, la ira de Dios viene revelándose desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los seres humanos, que con su maldad obstruyen la verdad». Romanos 1:18

Conoce el pecado por el cual JAMÁS Dios te perdonaría

Por otro lado, es cierto que el amor de Dios justifica a los pecadores, pero no a todos; sólo a los que tengan una fe ferviente en Jesucristo. También es cierto que Dios ama a quienes tienen una intimidad con Él, peeroo no a todos; sólo a quienes aman a Su Hijo Jesucristo. Entonces a este amor lo podríamos considerar como el «amor del pacto» de Dios, y es condicional, pues es dado sólo a quienes ponen su fe en Jesús para la salvación. Entendemos entonces, que quienes creen en el Señor Jesucristo son amados incondicionalmente, con seguridad y para siempre.

«En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo». Romanos 5:1

«¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me manifestaré a él». Juan 14:21

«El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al Hijo no sabrá lo que es esa vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Dios». Juan 3:36