La Biblia nos enseña que es el Reino de Dios

La Biblia nos habla sobre el Reino de Dios refiriéndose de forma general, al reinado o dominio de Dios sobre todo lo que existe. Pues Dios es el Creador del universo, así que todo le pertenece y es el Rey y además Su reinado será eterno. Por otro lado la Biblia nos dice que Jesús vendrá de nuevo para gobernar eternamente. Un día, él reinará por mil años. Satanás será lanzado al lago de fuego y azufre y ya no habrá más pecado, más muerte ni dolor. Dios reinará por siempre y su reinado será uno de paz.

«Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder, la gloria, la victoria y la majestad. Tuyo es todo cuanto hay en el cielo y en la tierra. Tuyo también es el reino, y tú estás por encima de todo». 1 Crónicas 29:11

Entonces recordemos que Dios reina hoy en la vida de sus hijosEl reino de Dios se manifiesta a cada instante entre quienes tengan a Jesús como su Señor y Salvador y la presencia de Dios los acompaña como el Rey de sus vidas. Así que podemos decir que el Reino de Dios se manifiesta constantemente. El poder de Dios también se manifiesta cambiando todo; cambian las almas y se salvan, la sanidad tanto física como espiritual se alarga y los que antes vivían esclavos del pecado y de la angustia pueden vivir en libertad.

El Reino de Dios no es un sitio específico, así que no tiene limites físicos. Es por eso que Dios reina sobre todo. Pero debido al pecado, el hombre se apartó del reinado de Dios sobre su vida y ahora vive con las terribles consecuencias de esa mala decisión. La vida pecaminosa del hombre ha afectado su relación con Dios, con los otros seres humanos y con la naturaleza. El mundo en el que vivimos hoy es uno fragmentado por causa del pecado.

Jesús vino al mundo para restablecer el reinado de Dios sobre la vida del ser humano. Toda persona que acepta a Jesús como su Señor y Salvador; el corazón se convierte en el lugar del reino de Dios y transforma su vida y su historia eternamente. Jesús también habló del reino de Dios durante Su primera predicación al comenzar su ministerio.

«Desde entonces comenzó Jesús a predicar: «Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca». Mateo 4:17

La Biblia nos enseña que la principal razón del ministerio de Jesús era anunciar las buenas nuevas de Dios, el evangelio de salvación. Y de eso se tarta el evangelio; de que precisamente es necesario el arrepentimiento sincero de los pecados porque el reino de Dios está cerca. Jesús es quien acerca el reino de Dios al ser humano. Él es el único que puede unirnos a Dios; es el puente entre Dios y los hombres.

Entra al reino de Dios comportándote como un niño

Jesús, como el Mesías prometido, no solo habló sobre el reino, sino que demostró su gran poder.  Aunque las personas de su época esperaban un rey que los liberara de la opresión de los romanos, el reino del que Jesús les hablaba era aún mucho mejor y de eterna duración. Era uno de salvación y de libertad del sometimiento del pecado. En Cristo, tenían la oportunidad de un nuevo comienzo y una vida llena de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.

«Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo». Romanos 14:17