¿Dónde estuvo Jesús entre su muerte y resurrección? Lo que dice la Biblia

Antes de la resurrección de Jesús pasaron tres días desde su muerte, pero ¿a dónde fue? ¿Dónde estuvo? pues en la Biblia encontramos un versículo esencial sobre este tema; 

«Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados». 1 Pedro 3:18-19.

Vemos que Pedro menciona la palabra espíritu; se refiere al espíritu de Cristo. Pero la disparidad está entre Su carne y espíritu, y no entre la carne de Cristo y el Espíritu Santo. Lo que nos hace entender que la carne de Cristo murió, y por otro lado Su espíritu se mantuvo vivo. Entendamos que el cuerpo de Jesús estuvo siempre en el sepulcro, mas Su espíritu, partió al momento de morir, fue a otro sitio en esos tres días.

«Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu». Mateo 27:50.

Aquí Pedro nos explica un poco que pasó durante los tres días entre la muerte de Jesús y Su resurrección. Como bien nos explica el versículo de la Biblia; Jesús «predicó» a los espíritus encarcelados, lo vimos en 1 Pedro 3:19. Si lo  traducimos del griego, significa sencillamente que Jesús «anunció un mensaje». Como ya sabemos; Jesús sufrió y murió en la cruz, Su cuerpo lo llevaron a la muerte. Sin embargo Su espíritu se avivó y lo ofreció al Padre;

«Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró». Lucas 23:46.

Según nos dice Pedro, Jesús en cierto instante entre Su muerte y Su resurrección, declara algo importante a «los espíritus encarcelados». Pero ¿Dónde se encontraban esos espíritus encarcelados? los mismos que Jesús conversó entre Su muerte y resurrección.

Pues la Biblia no especifica ese sitio, y seguro piensas que es el infierno, pero tampoco es ahí donde fue Jesús. El tema de que Jesús haya visitado el infierno para continuar Su sufrimiento no es bíblica; el sufrimiento de Jesús culmina cuando dijo en la cruz: «Consumado es», Juan 19:30.

«Viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción». Hechos 2:31.

Aquí Lucas nos dice que Jesús fue al «Hades», ahora ese no es el infierno. La palabra hebrea «Hades» define al circulo donde los muertos van después de dejar al mundo y esperan la resurrección.

«Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. También vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y abrí los libros, y otro libro se abierto, el cual es el libro de la vida; a la vez fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; además fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego». Apocalipsis 20:11-15.

Juan hace una clara diferencia de lo que es el Hades y el lago de fuego. Juan menciona por separado al Hades y el lago de fuego, este último es el sitio fijo y final de juicio para los perdidos. A diferencia del Hades que es el sitio temporal tanto para los perdidos como para los santos del Antiguo Testamento.

¿Cuanto tuvo que sufrir Jesús para salvar a la humanidad?

Podemos decir que Jesús hizo dos cosas entre Su muerte y resurrección: dio consuelo a los santos difuntos y los guió a su eterna casa, y al mismo tiempo proclamó Su victoria ante los ángeles caídos que están en prisión.

Escríbenos…¿Qué te pareció este artículo?…