El amor de Dios hacia ti es tan grande que te envía a personas que te aman, ellos son un regalo

«Saber que eres amado por alguien en quien puedes confiar es el mejor y más reconfortante sentimiento del mundo»; así es cómo Dios te ama, un amor puro, eterno e incondicional, y que tengas en tu vida a otras personas que te amen realmente, es un gran regalo.

Este es un regalo que Dios nos manda, pues el amor es el sentimiento más puro que podamos sentir, y es lo que el Señor nos enseña que compartamos con los demás; por esa razón debemos agradecer a Dios por el hermoso regalo de enviarnos personas que nos aman de verdad, que nos respetan y que hacen nuestra vida más feliz y más placentera.

Di hoy GRACIAS SEÑOR por todas las buenas personas que tengo a mi alrededor, y haz saber también a estas personas cuanto las quieres y lo agradecido que estás por tenerlas en tu vida; el amor y la amistad son tesoros que aunque parezca increíble,  algunos no tienen, valoralo, cuídalo y agradecelo siempre.