«El amor de Dios me llena más que el dinero» mujer renuncia a la prostitución para seguir a Dios

Una mujer estadounidense con graves problemas económicos tuvo que tomar una de las peores decisiones de su vida, al ver que a ella y su familia la estaban desalojando de su vivienda; ante este problema, una amiga le sugirió que empezara a trabajar en un club nocturno y ella en su desespero le hizo caso, al principio empezó bailando pero luego empezó a vender su propio cuerpo.

 Las sumas de dinero que está actividad le dejaban le permitieron sacar a su familia adelante, sin embargo la tristeza y la insatisfacción de hacer cosas indeseadas la llevaron a una profunda depresión que apenas podía calmar con el uso de drogas; hasta que un día luego de tantas oraciones de su madre, un milagro ocurrió: la mujer empezó a oír la palabra del Señor a través de un programa de televisión y sintió la necesidad de leer la biblia, fue ahí cuando empezó a orar y a entender el inmenso amor que siente Dios por ella.

Tras esta experiencia divina, la mujer decidió salirse del mundo de la prostitución y arrepentirse de sus errores, renunció y empezó a trabajar en un restaurante familiar; «el amor de Dios vale más que todo el dinero que ganaba», aseguró, y desde entonces retomó una vida sana y encaminada a seguir a Cristo, sin duda, un milagro.