Conoce el pecado por el cual JAMÁS Dios te perdonaría

El ser humano recibe el perdón de Dios por todo, pero con un arrepentimiento profundo, que salga del corazón. Sin embargo existe uno que jamás recibirás el perdón si lo cometes; un PECADO IMPERDONABLE. A lo largo de toda la Biblia podemos ver con fuerza, que Dios aborrece el mal. Y esto nos reconforta, pues a pesar de todo, en lo más profundo de nuestro corazón aspiramos a la justicia. Que la Biblia sea severa al hablar del mal, además de bueno, a la vez nos aclara que estamos llamados para hacer el bien. De ese modo, también podemos encontrar páginas donde hablen eventualmente de la cólera de Dios, como si fuera necesario gritar esta aversión por el mal para llamar al hombre al bien, y al pecador a vivir.

«Y el pueblo comenzó a quejarse en la adversidad a oídos del SEÑOR; y cuando el SEÑOR {lo} oyó, se encendió su ira, y el fuego del SEÑOR ardió entre ellos y consumió un extremo del campamento. Entonces clamó el pueblo a Moisés, y Moisés oró al SEÑOR y el fuego se apagó». Numeros 11:2

Pecado imperdonable por Dios

En la Biblia Jesús dice que hay un pecado que no recibiría el perdón de Dios jamás; un pecado imperdonable, y es el pecado contra el Espíritu. El Apóstol Marcos nos lo explica en su evangelio comenzando con una frase muy radiante, pero culmina terriblemente, veamos:

«En verdad os digo, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre». Marcos 3:28-29

Jesús dijo estas palabras porque un instante antes los escribas Lo habían tratado de Satanás. Le dijeron; «Está poseído por un espíritu impuro». Y esto de llamar bien al mal ¿de dónde esperar aún la curación? Se encierra uno en el mal, Y sin salida, así lo dice nuestro Señor Jesucristo. Y Él no habla de quienes les cuesta creer, ni de quienes se preguntan que es la fe, o de los que eligen de manera leal no creer. Jesús habla de los que deliberadamente cambian el bien por el mal. EstE comportamiento ¿¡lo sabemos bien!? engendra muerte.

Blasfemia al Espíritu Santo

La palabra blasfemia viene del griego βλασφημία: blaptein, ‘injuriar’, y pheme, «reputación». Y si hablamos de etimología, significa; ofensa, injuria, palabra contumeliosa, de escarnio, por eso la Biblia la usa para referirse a quienes «ofendan verbalmente contra la majestad divina», contra Dios, Jesús o el Espíritu Santo.

«A todo aquel que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que blasfemare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado». Lucas 12:10

Entonces si hablamos en contra, decimos alguna mentira, vituperar, burlarse sobre el Espíritu Santo, o si Lo llamamos o le atribuimos algún título que vaya en contra de Su personalidad, el que lo haga, cae en ese pecado imperdonable por Dios. Seguro pensarás que no quieres blasfemar en contra del Espíritu Santo, pero existen muchas maneras en que las personas pueden hacerlo. De manera directa e indirecta.  

Se puede blasfemar en contra del Espíritu Santo cuando se dice que los cristianos sacan a los demonios con otro demonio, pues se lo estaríamos diciendo al mismo Espíritu Santo que está en ellos.

En la Biblia, en Mateo 12:24-32, Jesús le dijo a los fariseos que el Espíritu Santo sacaba a los demonios por medio de Él. No por otro demonio, como lo hicieron creer. También les dijo que ese pecado no tendría jamás el perdón de Dios.

Cuando se le atribuye al Espíritu Santo otro nombre, título o concepto distinto a Su personalidad, también se cae en el pecado imperdonable. Uno de esos conceptos es «Fuerza activa», muy mencionada por muchos. Fuerza activa es una palabra que significa que no se tiene sentimientos, que no piensa, que no siente, que no habla y que no tiene voluntad propia. Por ejemplo; la electricidad. Todo aquel que llame al Espíritu Santo así, cae en el pecado por el cual jamás recibirá el perdón de Dios. Además, en la Biblia no vas a encontrar esa definición del Espíritu Santo nunca.! Dios no necesita de nada, ni de nadie para ser TODOPODEROSO. Ten CUIDADO de creer en eso. El Apóstol Pablo te dice quien de verdad es el Espíritu Santo;

«Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y, donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad». 2 Corintios 3:17

5 Pasos de como arrepentirse y recibir el perdón de Dios

Personalidades del Espíritu Santo

Al Espíritu Santo se le puede mentir, pero jamás engañar.

«Y dijo Pedro reclamando; Ananías ¿cómo es posible que Satanás haya llenado tu corazón para que le mintieras al Espíritu Santo y te quedaras con parte del dinero que recibiste por el terreno?». Hechos 5:3

Ananías pensó que había engañado al Espíritu Santo con su mentira. Otra personalidad del Espíritu Santo es que no se le puede tentar, pues esa prueba la pasa.

«Y Pedro le dijo; ¿Por qué se pusieron de acuerdo para poner a prueba al Espíritu del Señor? ¡Mira! Los que sepultaron a tu esposo acaban de regresar y ahora te llevarán a ti». Hechos 5:9

También debemos saber que el Espíritu Santo conoce hasta lo más profundo de Dios. Nadie sabe las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Veamos que nos dice Pablo al respecto;

«Ahora bien, Dios nos ha revelado esto por medio de su Espíritu, pues el Espíritu lo examina todo, hasta las profundidades de Dios». 1 Corintios 2:10

Entonces querido hermano el Espíritu Santo conoce todo, tiene voluntad propia reparte y nombra como él quiere. No caigas en estas principales blasfemias contra Él, pues Dios jamás te dará el perdón.