En momentos difíciles dile a Dios:»te doy gracias porque tú eres más grande que esta situación»

En los momentos de adversidad es cuando debemos tener nuestra fe más fuerte y decir: «no voy a permitir que esta situación sea más fuerte que yo, no voy a dejar que me amargue y que se apodere de mi; allí es cuando más nuestro Dios nos muestra su misericordia a pesar del dolor, rabia, frustración o tristeza que podamos sentir.

Haz una oración a Dios y agradecele porque a pesar de todo te sigues manteniendo en pie, porque a pesar de todo él está ahí obrando en tu vida, porque él es más fuerte que esa situación que estás afrontando; pídele fuerzas para soportar estos momentos porque sus fuerzas vienen del cielo, y ellas son mayores que ese problema, Dios está ahí para ayudarte aunque creas que no te escucha él está enviando la ayuda a su manera.

Comparte este mensaje con la persona que creas que necesite leerlo, con esa persona que esté necesitando apoyo, sé instrumento de ayuda a través de la palabra del Señor, que Dios te Bendiga.