¿Es importante que asista a la iglesia? Adorar a Dios

En la iglesia es donde podemos adorar y alabar a Dios con mucho más ímpetu y en compañía de otros creyentes. Además se nos instruye de la Palabra verdadera y eterna de Dios, esa que nos hace crecer en espíritu. La Biblia nos enseña a que debemos perseverar en la doctrina de los Apóstoles, en la comunión unos a otros, en el partimiento del pan y en las oraciones, a continuar con esa devoción plena. En la época de los Apóstoles no existían infraestructuras designadas como iglesia, sin embargo compartían la Palabra y todas las enseñanzas de Jesús en cada casa con alegría. Eso nos indica que no importa donde reunamos, lo importante es hacerlo con compañerismos y alegres en el Señor.

«Todos los días se reunían en el templo, y patían elpan las casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón». Hechos 2:46

Cuando asistimos a la iglesia como buenos Cristianos, estaríamos agradando a Dios, pues esa es Su voluntad para los creyentes. La Biblia nos exhorta a congregarnos, y a no dejarlo de hacer como acostumbran algunos; y sobre todo si estamos viendo que el día está cerca. El Apóstol Pablo nos dice que no congregarse no es el camino. El reunirnos en la iglesia nos da fortaleza y sabiduría para vivir como nuestro Padre Celestial nos dice que vivamos. Además en la iglesia nos podemos ayudar como hermanos en todo, en el amor de Cristo, en las buenas obras, aprendemos a ser bondadosos y misericordiosos unos con otros.

La fe ferviente en Cristo para ser salvo. nos convierte en un miembro del cuerpo de Cristo. La Biblia nos explica en 1 Corintios 12:14-20, que para que el cuerpo de la iglesia funcione a la perfección, es necesario que todas las «partes del cuerpo» estén presentes y funcionando. Asistir a la iglesia nos es suficiente; es necesario también formar parte de algún tipo de ministerio que ayude a otros, de esa manera hacemos honor a los dones que Dios nos ha regalado, y así lo glorificamos también.

¿Como vivo con Sabiduría y Amor en Cristo? Las palabras que aprendes

Estas son poderosas razones para asistir a la iglesia. Entonces la participación y el compañerismo, deben formar parte de nuestro itinerario de actividades regulares en la vida como buenos creyentes. No quiero decir que sea obligatorio, pero si crees en Cristo; deberías anhelar adorar a Dios siempre, a ser instruido en Su Palabra viva y eterna y a compartir con otros creyentes.

«Y ustedes también, como piedras vivas, sean edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales que Dios acepte por medio de Jesucristo. Por eso dice la Escritura: «¡Miren! Yo pongo en Sión la principal piedra angular, escogida y preciosa; y el que crea en ella no será avergonzado». 1 Pedro 2:5-6