Falta poco para el Halloween, ¿disfrazarás a tus hijos? Conoce tres razones para no hacerlo

La celebración oscura del Halloween ha sido popular desde hace décadas y es algo contra lo que no se ha podido luchar; sin embargo, son muchos los creyentes que se mantienen firmes a su convicción y no se dejan llevar por el enemigo para celebrar el famoso día de muertos.

 Aunque, cómo todo, existen razones reales con explicaciones verídicas por las cuales NO se debe celebrar este día; razones basadas en la palabra del Señor, la cual debe ser nuestra mayor guía en la vida, porque si de por sí no somos perfectos, debemos tratar de hacer las cosas lo mayormente conforme a lo que Jesús desea.

Aquí te dejamos 3 razones para no celebrar el Halloween:

  1. No es una actividad cristiana. Ninguna iglesia de denominación cristiana celebra esta fecha; Ni católicos, ni evangélicos, celebramos y nunca celebraremos una noche dedicada a la glorificación de la brujería, de lo oscuro y de las tinieblas.
  2. Sirve para rendir culto a satanás. Aunque en apariencia es una actividad recreativa muy llamativa sobre todo para los niños, su verdadero significado sigue oculto a nuestros ojos; y en realidad, esta es una celebrar para rendir culto al enemigo a través de enaltecer todo lo que a él representa.
  3. Va contra las enseñanzas de Jesús. Jesús está en contra de la brujería en todas sus formas: espiritismo, hechicería, adivinación, lectura de cartas, horóscopos, astrología y tantas máscaras con que se encubre la maldad; y en el Halloween esto tiene el protagonismo principal, y por lo tanto, celebrarlo es ir en contra de lo que Jesús nos enseña en su palabra.