Formas en las que Satanás trata de hacer que los humanos cometan pecado

El Pecado nos aparta de Dios, entonces es ahí que actúa satanás. El demonio tiene muchas formas para hacernos caer en sus redes y para que le prestemos atención a él y no a Nuestro verdadero Dios. De donde nos encontremos en el camino de la vida, hay muchos kilómetros que recorrer y muchas decisiones que tomar en nuestros esfuerzos por regresar junto a nuestro Padre Celestial. Mientras andamos ese camino, nos vamos a encontrar muchos anuncios atractivos; Satanás es el autor de algunas de esas invitaciones. Pues su intención es confundirnos y engañarnos a fin de conducirnos a un camino que nos aleje de nuestro destino eterno.

En los inicios de la vida, cuando un espíritu poderoso fue echado por rebelde y desobediente, “se convirtió en Satanás… el diablo, el padre de todas las mentiras, para engañar y cegar a los hombres y llevarlos cautivos según la voluntad de él…” Moisés 4:4. Él y los espíritus que lo siguen todavía engañan al mundo. Aún en nuestros días “Satanás ha intentado engañaros, para destruiros”. Las formas que usa para engatusarnos son atractivos: la música, las películas, otros medios de comunicación y el resplandor de la diversión. Cuando tiene éxito en engañarnos, nos volvemos vulnerables a su poder.

Formas de hacernos caer en El Pecado

A pesar de eso, tenemos el arma perfecta para enfrentarlas, los Mandamientos de Dios y sus enseñanzas en La Biblia. El diablo intentará engañarte de muchas formas, aquí están algunas:

-Una de las formas de hacernos caer en el Pecado es tratando de despistarnos con respecto a quién debemos seguir;  ya en los últimos días de Jesús, el Salvador enseñó lo siguiente: “…Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán” Mateo 24:4–5.  Esto significa que muchos encontrarán la forma de engañarnos diciendo que ellos o sus enseñanzas nos salvarán, por lo que no es necesario tener un Salvador ni Su Evangelio. Eso se podría describir como “el poder del diablo para distraer y engañar al corazón del pueblo de Dios, les hace creer las enseñanzas de Nuestro Dios son mentira o vanas.

¿Cual es la importancia de la Biblia para los seres humanos?

-El demonio tiene otra forma de engañarnos, lo bueno y lo malo; así trata de convencernos de que El Pecado no existe; esa distracción a menudo comienza con lo parece un pequeño giro: te invito a que hagas la prueba una vez. Por ejemplo; Una cerveza o un cigarrillo o una película pornográfica no te va a hacer «mal”.

Todo provocaría un giro causando una adicción. La adicción es el estado en el cual nuestra capacidad de decidir no la controlamos, de esa manera el diablo encuentra la forma ejercer poder sobre nosotros. Por ejemplo: el demonio nos hace pensar que no hay infierno, o también nos podría decir; “Yo no soy el diablo, porque no lo hay; y así les susurra al oído, hasta que logra su cometido y los ata con sus resistentes cadenas, de las cuales no hay rescate”. Si escogemos la ruta equivocada, su destino será el equivocado.

-Hay otra forma de engaño y es cuando en algún momento te sentirás en Paz y adormecido con seguridad carnal, de modo que dirás: Todo va bien, mi tierra es prospera, todo va bien. Y  es así que el diablo engaña las almas, y los conduce astutamente al infierno.

En ese engaño caen muchos, quizás profesen creer en Dios, pero no toman en serio Sus mandamientos ni Su justicia. Están seguros en su propia prosperidad y suponen que Dios debe de haber aceptado el camino que han elegido.

Así seguro aparecerán muchos que dirán: Coman, beban mucho, y diviértanse bastante; no obstante, teman a Dios, pues él justificará haber caído en unos cuantos pecados; sí, miente un poco, total, eso no es malo, engaña al prójimo; no hay nada de malo en eso, no importa porque mañana moriremos, y si somos culpables, Dios nos azotará y al final seremos salvos y entraremos al reino de los cielos.

Quizás hayas escuchado o visto esos razonamientos en algunas personas; en la sala de clase, en lo que leen y en los pasatiempos populares. En el mundo se encuentran infinidad de personas que dicen no necesitar un Salvador, hasta hay otros que niegan que haya algo bueno o malo, burlándose del pecado o de un diablo. Así mismo hay otras que confían en la misericordia de Dios, pero se brincan Su justicia. De esa manera enseñarán falsas, vanas e insensatas doctrinas.

5 Versículos que aumentan tu Fe y Esperanza en Cristo y que alegran tu día

La Biblia nos advierte de esas actitudes, específicamente el Apóstol Pablo lo hizo enfáticamente sobre los “tiempos peligrosos” de los últimos días; “Porque habrá hombres amadores de sí mismos… desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural… aborrecedores de lo bueno… amadores de los deleites más que de Dios”, 2 Timoteo 3:1–4, y continuo así en el Versículo 13; “los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados”.

Otras advertencias de Juan sobre el engaño de el diablo para hacer caer en El Pecado fueron; 

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios” 1 Corintios 6:9–10.

Hermanos, no se dejen engañar. pongan atención en las advertencias del Apóstol Juan, sobre el robo, la ebriedad y todas las formas de pecado sexual. De esas formas el demonio intenta destruir tu espiritualidad. Cuídense de lo atractivo, lo que el diablo hace aparecer entretenido es espiritualmente fatal.

Escríbenos…comparte tus experiencias en las luchas contra el demonio.. y porque no, si deseas saber más sobre las bondades de nuestro Señor..