Inicia el día pensando en la Palabra de Dios y recibirás bendiciones

Cuando hablamos, actuamos o como nos sentimos, todo está bajo la influencia de nuestros pensamientos. Es por eso la importancia de colmar nuestra mente de cosas positivas todos los días y que mejor que de la Palabra de Dios. Cuando lo hacemos, comenzaremos a ver cada día de la vida de una manera más alegre y positiva.

«Porque la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón». Hebreos 4:12

En la Biblia podemos ver que la palabra de Dios es viva y poderosa. Sin embargo, para percibir la vida y el poder que surgen de ella es necesario conocerla y permitir que obre en nuestro corazón. Entonces comienza cada día colmando tu mente con la verdad que viene del Padre, con Su palabra en cada versículo de la Biblia, medita, ora y fortalece tu fe con ellos.

La Palabra de Dios también nos enseña que quizás estés atravesando circunstancias que tal vez sientas que son fuertes de superar, pero con la ayuda de Dios te animarás a saltarlas. Dios nos llama a poner todas nuestras cargas sobre Él, porque Él siempre está preparado para sustentarte y fortalecerte. Entrégale tus días y tus problemas a Dios y verás cómo Él te ayudará.

Además Dios está al control total de cada día de tu vida, Él tiene planes maravillosos para ti y los tuyos. Llena tú corazón de fe en Cristo, pues es el único que te puede Bendecir y conceder la gracia divina. Y a la vez esa fe te acerca a Dios y a sus propósitos para tu vida. Ora siempre y en cualquier momento, el Señor está ahí esperando que le hables para guiarte. Cada día puede tornarse difícil, pero Dios tiene poderosas Bendiciones preparadas para cuando terminen las luchas. No tengas miedo.

Poderosos versículos bíblicos sobre las promesas de Dios que alentarán tu día

Siempre el plan que Dios tiene para Bendecir cada día y para cada uno de nosotros; es perfecto, buscando siempre nuestro beneficio y llenarnos de Bendiciones. Entonces recuerda que Dios en sí es todo amor y siempre prodiga misericordia, por eso debemos dejar nuestro futuro en la voluntad del Creador y darle gracias por sus acciones.

Inicia tu día pensando en la Palabra de Dios

«En ti confían los que conocen tu nombre, porque tú, Señor, jamás abandonas a los que te buscan». Salmo 9:10

«Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre». Salmo 55:22

«Este es el día en que el Señor actuó; regocijémonos y alegrémonos en Él». Salmo 118:24

«Pero el Señor es fiel, y él los fortalecerá y los protegerá del maligno». 2 Tesalonicenses 3:3

«Tú eres mi refugio; tú me protegerás del peligro y me rodearás con cánticos de liberación». Salmo 32:7

«Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso». Mateo 11:28

«Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo». Mateo 28:20

«Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio». 2 Timoteo 1:7