¿Cual fue el Sueño de Jacob? El Patriarca de Israel

Jacob: ¿Cual fue el sueño que tuvo? El Patriarca de Israel. Jacob, hijo de Isaac y nieto de Abraham, está considerado en la Biblia el patriarca del pueblo de Israel, pues de la descendencia de sus 12 hijos nacen las tribus que luego constituyeron las doce tribus de Israel.

Jacob huye de Berseba

En el Antiguo Testamento: Génesis 28:10-22; Jacob es enviado hacia Jarán por su madre Rebeca al enterarse que Esaú intentaba matarlo por haberlo engañado para tomar su primogenitura y la bendición de su padre Isaac. Para evitar el enojo y la venganza de su hermano Esaú, Jacob sale de esa tierra para no morir y también para encontrar a una esposa y así prolongar el linaje de Abraham.

Sueño de la escalera

Durante el viaje de Jacob, huyendo de su hermano Esaú, mientras llegaba a la tierra de Jarán, se siente cansado y decide descansar en un terreno para pasar la noche. Luego para acomodarse; “Tomó una piedra, la usó como almohada, y se acostó a dormir en ese lugar”.

Esa noche Jacob, mientras dormía tuvo un «Sueño con una Ecalera», la misma era enorme, tanto que llegaba hasta el cielo y por la cual bajaban y subían los ángeles hacia la tierra. En el mismo sueño Jacob ve a Dios por encima de todo quien le dice: “Yo soy el SEÑOR, el Dios de tu abuelo Abraham y de tu padre Isaac. A ti y a tu descendencia les daré la tierra sobre la que estás acostado. Tu descendencia será tan numerosa como el polvo de la tierra”.

Transcurriendo el sueño; Dios continua para hacerle una hermosa promesa; “Yo estoy contigo. Te protegeré por dondequiera que vayas, y te traeré de vuelta a esta tierra. No te abandonaré hasta cumplir con todo lo que te he prometido”.

¿Quien era Abraham? El fundador de Israel

Jacob cuando despierta de su sueño, proclama; “¡Qué maravilloso es este lugar! Es nada menos que la Casa de Dios; ¡es la puerta del cielo!”. Asimismo Jacob nombra al lugar donde tuvo el sueño; «Betel» , que quiere decir, “la casa de Dios”. 

Enseñanza de la historia

La Biblia nos enseña muchas cosas, la palabra de Dios es la principal. La historia de Jacob no es la excepción; en ella nos enseña que Dios le encargó la responsabilidad de la herencia del pueblo de Dios. Se podría interpretar la conexión de Dios con la tierra, o especialmente con la familia de Jacob.

El sueño nos recuerda que Jacob había recibido la «Gracia de Dios» y así le dio ánimo para seguir adelante y cumplir el propósito de Dios de fundar su pueblo. Al ver que lo que Dios le dice; Jacob se inclina y hace una promesa, “Si Dios me acompaña y me protege en este viaje que estoy haciendo, y si me da alimento y ropa para vestirme, y si regreso sano y salvo a la casa de mi padre, entonces el SEÑOR será mi Dios”.

Lo que el Sueño de Jacob nos deja; es que Dios está con nosotros, no nos abandona en ningún momento de la vida. 

Escríbenos…y conoce las maravillas que la Biblia nos enseña…