Jesús dijo «ESCRITO ESTÁ» ¿Cual es su importancia?

Jesús mientras estuvo en el desierto, llevado por el Espíritu Santo; satanás lo tentó tres veces, y en cada una de ellas antepuso a cada escritura la frase «Escrito está», y logró la victoria a cada una de las tentaciones. En la Biblia encontramos la narración de cuando el Espíritu Santo guía a Jesús al desierto, donde pasó 40 días y 40 noches; y los pasó en ayuno; unas condiciones nada favorables, cualquiera hubiera caído en las tentaciones que el diablo le puso a Jesús. Satanás se quiso aprovechar de las «necesidades» de Jesús, por eso lo tentó, para que cayera en pecado de la carne.

«Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre». Mateo 4:1-2

Importancia de la frase «Escrito está»

Para salir victorioso ante las tentaciones de satanás, Jesús acudió a la Palabra escrita de Dios, pronunciando «Escrito está». Es por eso que esta frase tiene una gran importancia en la vida de un verdadero cristiano. Esto demuestra la importancia que tenían las Sagradas Escrituras para Jesucristo, tanto en Su vida, como en Su ministerio por la tierra. Aún siendo el hijo de Dios, en forma humana, nuestro Señor Jesús, usó el arma infalible de las Escrituras para enfrentar a Satanás.

«Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios». Mateo 4:7

Esta frase cobra importancia porque aunque Jesús no tenía a la mano las Sagradas Escrituras, pero si las tenía bien grabadas en Su mente y en Su corazón. De esa manera las usó para vencer al diablo. Con este acción de Jesús, se demuestra el poder de la palabra de Dios para ayudarnos a vivir en santidad. La Biblia nos enseña que para limiar el camino sólo hay que guardar la Palabra de Dios. Esa es el verdadero comportamiento de cristiano, seguir las Escrituras.

Vence las PRUEBAS de la vida con las Escrituras de Dios

Guardar la Palabra de Dios en nuestro corazón es donde está la clave para vivir victoriosos ente las tentaciones del maligno. Como buenos cristianos, tenemos la necesidad de guardar la palabra de Dios en la mente como un tesoro, el más preciado. De esta manera, todo lo que pienses y todo lo que hagas; esté conforme a lo que dice Dios en su palabra. En esencia, esto es lo que hizo nuestro Señor Jesucristo ante las tres veces que el diablo lo tentó, y para vencerlo.

«Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.  El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían». Mateo 4:10-11

Esta es una enseñanza, si se quiere; la más importante, para aplicarla en nuestra vida de cristiano. Entonces como verdaderos creyentes es necesario oír la Palabra de Dios, necesitamos leer la palabra de Dios, es nuestra necesidad estudiar la palabra de Dios, es importancia meditar en la palabra de Dios, también es de suma importancia memorizar la palabra de Dios. De esta manera venceremos cada una de las tentaciones al pecado que el maligno nos ponga en el camino. Con la Palabra de Dios en nuestra mente, venceremos todo, sin importar si se trata de nuestra propia carne, o del mundo o del diablo.

«No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar». 1 Corintios 10:13