¿La Biblia habla de «LA PALABRA DE DIOS» o de «LAS PALABRAS DE DIOS»?

La Biblia habla de las palabras individuales que Dios nos deja en ella, palabras individuales que son esenciales para que vivamos con sabiduría. Cada una de estas palabras, expresiones y cada frase las debemos usar correctamente; son precisamente estas palabras con las que se debe predicar, no con las del hombre, para no confundir a los creyentes, ni ir en contra de lo que en realidad quiere expresar Dios. Cuando no se predica de manera correcta, una persona podría tener una falsa esperanza de que es salvo, vivir como un verdadero cristiano, y no sabría exactamente que es ir al Infierno eterno, donde los pecadores claman a Dios que los salve, pero Él los rechaza.

«La exposición de tus palabras alumbra;
Hace entender a los simples». Salmos 119:130

Si en realidad somos cristianos y amamos a nuestro prójimo, nos vamos a esforzar por transmitirles el mensaje que necesitan, sin modificar nada, para que Dios no nos rechace, y con sabiduría, usaremos las palabras que de verdad usa Dios, las correctas, las que en realidad habla en la Biblia.

¿Quien era Elías? El profeta de fuego y defensor de Dios

La Biblia habla las Palabras de Dios

La Biblia habla en los versículos haciendo referencia a las Palabras de Dios y de cómo sus mensajeros, profetas y Apóstoles hablaban esas palabras al pueblo. De esa misma manera debemos hacer los verdaderos cristianos. 

«Entonces vino Moisés, y llamó a los ancianos del pueblo, y expuso en presencia de ellos todas estas palabras que el Señor le había mandado». Éxodo 19:7

«Y Samuel creció, y el Señor estaba con él, y no dejó caer a tierra ninguna de sus palabras». 1 Samuel 3:19

Algunas personas minimizan la importancia de «las palabras» con el argumento de que predicar «el mensaje general» es suficiente, pero en la Biblia vemos que el mensaje general se compone de palabras y si uno altera esas palabras, el mensaje general también cambia. Un ejemplo es cuando muchos usan la frase «Aceptar a Cristo».

Otros también usan «Aceptar a Jesús en su corazón». Y para ser objetivo, en la Biblia no aparece esta frase en ninguna parte. Pero entonces, ¿para qué usan esta frase? Ahí es donde está el problema, como no existe en la Biblia, la frase la pueden utilizar para distintos significados para muchas personas. Para algunos significa; «repita estas palabras después de mi en oración», y si la persona las repite, le dicen «Bienvenido a la familia de Dios! Ya eres salvo!». En otros casos quizás signifique alguna circunstancia de muchos problemas de su vida, entonces buscaron una mejor vida en el cristianismo. Esto es una clara evidencia de una conversión falsa; pues la persona no es salva. Este doble sentido provoca confusión. Si queremos estar en un terreno seguro, tenemos que ajustarnos nosotros a las palabras de Dios.

«¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca. El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas». Mateo 12.34-35

Cuidado con los Cristianos HIPÓCRITAS de las iglesias

Lamentablemente hay iglesias predicando que para llegar al cielo es necesario hacer una oración invitando o aceptando a Jesucristo en el corazón de quien la rece. Y en honor a la verdad, la Biblia no habla de dicha invitación o aceptación de Jesús en nuestro corazón. Esto es una mala practica del evangelio.

«Tú hablarás a él, y pondrás en su boca las palabras, y yo estaré con tu boca y con la suya, y os enseñaré lo que hayáis de hacer». Éxodo 4:15

Es necesario sumergirse en la Biblia para conocer con exactitud las palabras que en realidad usa Dios y cambiar nuestra mentalidad. De esa manera no nos equivocaremos y las personas recibirán justo la instrucción que necesitan.