La Biblia nos explica que es la TENTACIÓN

La tentación es un pensamiento que llega a tu mente y de manera consciente sabes que si lo haces y actúas seguido por ese impulso terminarás haciendo algo malo. Es entrar en un momento donde decides si pecar o vencer sobre el pecado. Cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Una tentación siempre llega de manera consciente, en otras palabras sabes perfectamente que si te dejas llevar por ese pensamiento cometerás pecado; harás lo que sabes que está mal. Entonces es de suma importancia que recuerdes que no puedes ser tentado sin que el pensamiento llegue primero a tu mente. ¡Ese pensamiento es la tentación, ¡no un pecado que hayas cometido!

Responde a la tentación

Lo esencial es la actitud, es saber exactamente lo que prefieres; si ¿vivir en la eternidad con Jesús, o el momentáneo placer del pecado? Ten siempre esto en mente, así nunca te dejarás llevar por los pensamientos que lleguen a tu cabeza. Busca a Dios con humildad y ora, le puedes decir algo como; “Dios, dame fuerza para permanecer firme y no rendirme. ¡Soy débil, pero tú eres fuerte! Dame gracia para vencer”. Sin la fuerza que Dios te pueda dar, no puedes vencer. Esa fuerza te la da el Espíritu Santo.

Sin ninguna duda la gracia del Espíritu Santo es la que necesitas para vencer, es la que te dará el poder. La Biblia nos dice que los ojos del Señor Jesucristo contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con Él. La tentación en tu mente no la puedes evitar, pero lo que si puedes es rechazarla y detenerla para que no entre y afecte tu espíritu.

El maligno es quien la provoca

Satanás es quien provoca que la tentación se postre en nuestra mente, es quien nos impulsa a caer en ella. Satanás representa el mal del mundo y siempre está al acecho para que nos inclinemos hacía el pecado, pero como buenos cristianos debemos evitarlo a toda costa.

En algunos casos la tentación se torna larga y duradera; es algo que hay en ti luchando por su vida y desea lo contrario a la voluntad de Dios, es tu carne que trata de imponerse, comandada por Satanás. Sientes como si la tentación llega una y otra vez, pero es importante entender que mientras luches contra ella, no estás pecando. 

¿A qué le teme Satanás? Cristianos que practiquen la Palabra

Lo que dice la Biblia sobre la tentación

«Con lisonjas seducirá a los violadores del pacto; más el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará”. Daniel 11:32

“Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, No consientas”.  Proverbios 1:10

“Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que el SEÑOR Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?”. Génesis 3:1

“Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. Mateo 4:3-4

“Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás». Lucas 4:6-8