La envidia: ¿Qué dice la biblia acerca de envidiar?

La envidia es algo que todos conocemos y que posiblemente hayamos sentido aunque sea una vez, cuando vemos a alguien que tiene algo que a nosotros nos gustaría tener, ya sean posesiones materiales, cualidades, ministerios o talentos; Se requiere de un trabajo consciente para ser libres de esto y para poder estar agradecidos por lo que tenemos y «gozarnos con los que se gozan» (Romanos 12:15).

No es pecado ser tentado a la envidia, pero si dejas que tales pensamientos vivan y crezcan en ti, causarán mucho daño; pero ¿por qué la envidia es pecado? ¿qué dice la biblia? Es pecado porque divide a las personas, daña relaciones, causa discordia, crea espíritu de amargura y maldad; además hace que la gente diga y haga cosas de maneras tóxicas, tener envidia es claramente un pecado, y está definido como tal en la Palabra de Dios. «Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa». Santiago 3:16.

Por tal razón, debemos encomendar nuestras mentes y corazones a Dios para que nos limpie de todo sentimiento negativo que nos haga caer en envidia; pedirle mucha sabiduría para aceptar que nuestra vida es diferente a la de la otra persona y que puede que no tengamos «eso» que tiene esa persona pero tenemos otras cosas que seguramente otros también desearían, las cuales también son un regalo de Dios que debemos agradecer.