Palabra adorada del Señor que garantizan el amor de Dios

Con toda certeza haz escuchado «Dios te Ama» o «Dios es amor» ¿Cierto? Pero quizás te llega a la mente que en donde está cuando atraviesas momentos difíciles. En esas situaciones en que la vida se vuelve insoportable, cuando te sientes solo con las manos en la cabeza y piensas, ¿Qué pasó con Dios que no está aquí? Cuando pierdes algún trabajo. O quizás,con esto del Covid-19, pierdes un amigo o un familiar, son momentos de verdad muy difíciles. O en el peor de los casos; has tenido una larga lista de días «malos». Quizás alguien te ha lastimado. Quizás existen muchas razones para que dudes del amor de Dios, y te hacen pensar si de verdad Dios te cuida.

La verdadera ORACIÓN que Dios escucha

Cuando te pase por la mente la duda de que Dios te ama, piensa que Él es nuestro creador y por ende conoce cada rincón de tú ser, no hay nada que nuestro Padre Celestial no sepa de cada uno de nosotros. Así que puedes confiar con toda tranquilidad en Él. Pues Dios te conoce mejor que tú mismo, conoce todas y cada uno de tus momentos de la vida difíciles. Además, jamás te abandonará, sólo ten fe en Él, es lo único que el Señor pide. La Biblia nos afirma que Él sostiene a cada una de sus creaciones preciosas en la palma de su mano. 

Así mismo es; jamás Dios te abandonará ni te dejará solo. En esos momentos de angustia, difíciles, no significa que Dios no está, que no nos cuida; todo lo contrario, todo es parte del plan que Él tiene para cada uno de nosotros. Dios tiene absolutamente todo planeado con sumo cuidado y minucioso para nuestra vida, sin descuidar ni un solo detalle. Su plan es para nuestra salvación. Para que dependamos de Él, y no de nuestras propias capacidades humanas. Y cuando atravesamos momentos difíciles, Él no nos deja solos.

Palabra del Señor que Dios te ama

Para esos tiempos en donde te pasa por la mente que Dios no te ama, busca la Biblia; esa es la excelente receta para levantarte. En ella encuentras sabiduría y abundante evidencia del inmenso amor de Dios. 

«Oh Señor, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Señor, tú la sabes toda». Salmos 139:1-4

«¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros». Isaías 49:15-16

«Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien». Salmos 139:13-14

¿Dios ama sólo a los cristianos? Revisemos la Biblia

«¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos!». Salmos 139:17

«Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos». Mateo 10:31

«Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro». Hebreos 4:16

«Así como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. ¡Esfuérzate y sé valiente!». Josué 1:5-6