¿Los hijos siempre son una Bendición de Dios? Lo que dice la Biblia

La Biblia nos enseña que Dios nos creó diseñados para que los hijos nacieran de dos adultos comprometidos entre sí en un matrimonio bajo los criterios cristianos y amoroso. Muy a pesar de eso; no siempre sucede de ese modo. En muchos casos; los hijos se conciben en el asiento trasero de un auto por adolescentes, producto de una violación o la prostitución. Entonces se nos hace fácil fijarnos que ante esas circunstancias a los padres se les dificulta ese embarazo. Y otros casos incluso hasta se convierte en un continúo trauma. Esas mujeres, ahora madres, que están atrapadas en esas circunstancias hay que apoyarlas y brindarles amor.

«Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica. … Fuimos creados en Cristo Jesús: Esta bendición nos dice que al recibir a Cristo somos nueva criaturas, creadas ahora en Él». Efesios 2:10

Sin embargo la Biblia nos dice que Dios ve con más importancia el bebé quien es creado a imagen y semejanza a Dios, cuando está en el vientre de la madre es tejido con mucho cuidado, con excelentes condiciones para recibir las bendiciones en su vida. Dios ve en un bebé, su valor, y no la manera en que fue concebida.

«Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo
 y me entretejiste en el vientre de mi madre». Salmo 139:13

«Qué preciosos son tus pensamientos acerca de mí, oh Dios. ¡No se pueden enumerar!». Salmo 139:17

La Palabra de Dios dice que el Señor puede librar de situaciones imposibles a quienes le aman. Y todas las cosas les ayudan a bien, porque son llamados conforme a Su plan. Y es a todo lo que hagan, no solo a cosas que convengan o las que van acompañadas con el plan o las que se deseaban. La gracia de Dios no está limitada por las condiciones del mundo.

Jesús al momento de iniciar su ministerio público, prometió a todo el que Lo siga le sanará su corazón herido, que va a consolar a cada uno de los que estén de duelo, que les dará corona en vez de cenizas, también dijo que en vez de darles luto, les dará aceite de alegría. Entonces esa consolación nos permite tomar el sacrificio para valorar y apreciar una nueva vida, no importa cómo es concebido o recibido un hijo en una familia, esa acción Dios la llena de gracia convirtiéndonos en «robles de justicia, plantío del Señor, para mostrar su gloria».

¿Qué hacen los padres Cristianos con sus hijos después de la iglesia?

La Palabra de Dios es clara y sincera, no importa de donde provengan los hijos, sin duda alguna son una Bendición del Cielo. Por algo el Señor los crea con total delicadeza. Ámalos y cría a tus hijos como un tesoro enviado por nuestro Padre Celestial, si Dios permite que aparezca un hijo en tú vida, es porque lo puedes cuidar y proteger. Ora y pídela a Cristo sabiduría y fuerzas, verás como de un momento a otro ya es un adulto, y todo con la ayuda de Dios.

Síguenos…y si lo prefieres, comparte tu experiencia con nosotros…