Mujer china es arrestada por el gobierno de su país por orar por su madre

Una mujer china fue arrestada por el gobierno de su país bajo el mandato del presidente Xi Jinping, por romper con las reglas que prohíben ciertas creencias y actos religiosos; pues está mujer se encontraba orando por su madre que estaba enferma, pero eso poco les importó a las autoridades y terminaron llevándosela presa.

Cabe destacar que según el presidente de este país, condena estas creencias religiosas porque argumenta que los creyentes mueven masas en el extranjero a través de la fe, y que por eso los considera una «amenaza»; sin embargo, para la mujer arrestada, el están en prisión no le prohibió seguir orando, ella asegura que mientras estaba en la celda no sintió miedo porque Dios la acompañó en todo momento.

Además, cuenta que sintió que Dios la puso allí por alguna razón, que quizás su misión era llevar la palabra a las otras privadas de libertad; por lo que cuando veía la oportunidad,  seguía orando a escondidas para nunca apartarse de Dios y pedirle fuerzas para soportar esa situación.