¡No desmayes! Dios está ahí obrando y sabe lo que hace, confía en su misericordia

La fe en Dios debe ser tan fuerte que debemos confiar en él, en su voluntad y su palabra sin importar cual sea nuestra situación; él tiene un plan perfecto diseñado para ti y muchas veces por estar ansiosos, nos estrenamos y frustramos y no comprendemos que él está obrando en silencio.

No te estreses, aunque sea difícil y complicado trata de ver siempre el lado positivo de las cosas, mantente en oración para que puedas escuchar y sentir a Dios en todo momento; él tiene tu futuro escrito y será mejor de lo que te imaginas, solo trata de ver las cosas pequeñas que te van sucediendo en tu día a día, allí también hay bendición de nuestro padre.

Cuando sientas que el mundo se te viene abajo, que las cosas no te están saliendo bien, que tu oración «no está siendo respondida», respira, calmate y trata de relajarte; en un tiempo, verás que todo ese estrés no valió de nada y no importará, verás que Dios tuvo un propósito contigo y que incluso los malos momentos fueron por una razón.