No esperes hundirte en un hoyo profundo para buscar a Dios, él está dispuesto a recibirte ahora

Son muchas las personas que han tenido que enfrentarse a las peores situaciones de sus vidas para acercarse a Dios y aceptarlo cómo su único salvador; esto es algo muy común, sin embargo la palabra dice que Dios siempre está ahí dispuestos para recibirnos en cualquier momento, no tienes que estar atravesando la peor situación para buscar la ayuda de Dios.

«Dame hijo mio, tu corazón,  y miren tus ojos por mis caminos» [proverbios 23:26], el Señor nos dice que le confiemos nuestro corazón y que andemos por su camino, el camino del bien; no importa cual sea la situación que estás pasando, Dios está dispuesto a recibirte y a recibir tu corazón, así él podrá repararlo y hacerte nueva criatura bajo su infinita misericordia.

Debemos entender que todo lo que nos pasa es porque Dios así lo permite, y aunque muchas veces esa situación que nos hizo acercarnos a él sea dolorosa, fue una bendición al final; gracias a esta situación te diste cuenta lo vacía que es tu vida sin seguir el sendero de Dios, sin tenerlo cerca; así que sin duda eso que te pasó, fue para bien.