No hagas lo que no te gustaría que te hicieran, y si ya lo hiciste, pide perdón

«No hagas lo que no te gusta o gustaría que te hicieran» esta famosa frase se ha convertido en un consejo que hemos escuchado a lo largo de nuestras vidas en distintos momentos; y mira qué sabio consejo es este, aunque en realidad muchas veces no le prestamos tanta atención, pero detrás de estas palabras hay mucha sabiduría.

La biblia nos enseña a amar a nuestro prójimo cómo a nosotros mismos y que debemos perdonar para ser perdonados, pero, ¿si amas a tu prójimo cómo a ti mismo, cómo puedes dañarlo? Eso significa que automáticamente te estás dañando a ti; y es por esa razón que debemos se muy cuidadosos con nuestros actos, y si hemos dañado a una persona con algo que sabemos que nos dolería igual o peor a nosotros mismos, debemos pedir perdón, no importa si la persona ya está lejos, o si ya pasó mucho tiempo, si tu eres un hijo de Dios, sabrás que debes hacerlo.

Todos en la vida cometemos errores y de eso se trata la vida, pero debemos aprender a ser responsables con nuestros actos porque todo lo que le hacemos al otro, automáticamente para bien o para mal, repercute en tu vida y Dios te pasará factura; por eso, debemos ser responsables y pedir perdón a quienes hemos dañado, y verás cómo también ayudarás a esa persona a cerrar esa herida y te perdonarás a ti mismo.

https://www.instagram.com/reel/CkggwklJoMN/?igshid=YmMyMTA2M2Y=