No te desanimes cuando tu problema es más grande, es el momento perfecto para que Dios te ayude

«Cuando llegamos al final de lo que podemos hacer por nuestras propias manos, es cuando Dios interviene»; gran mensaje del Pastor Joel Osteen para darnos el entendimiento de que Dios tiene el control de todo, puede que para ti muchas cosas te queden «grandes» pero para él no hay nada más grande.

Esto es lo que nos recuerda el Pastor con su mensaje, diciéndonos que no te mortifiques si no puedes cumplir un sueño, superar un problema, pues si pudieras hacerlo por tí mismo, no necesitarías a Dios; cuesta mucho llegar a aceptar esta enseñanza pues lamentablemente nos recuerda lo débiles que somos en comparación  al señor, nos recuerda que claramente sin él no somos absolutamente nada.

Por eso, no desmayes cuando sientas que esa situación que no te deja avanzar o estar tranquilo es más grande que tu; pues es el momento perfecto para que Dios intervenga en tu vida y te demuestre su poder, su gracia y su infinito amor hacia ti.