¡No te preocupes tanto por tus problemas! Dios te prepara para la eternidad usando lo bueno y lo malo

Muchas veces nos cuestionamos el por qué de las cosas malas que nos suceden, creemos que Dios no nos ama o que no escucha nuestras oraciones quizás, pero no es así; Dios te está preparando para la eternidad, así es, y cada cosa de ti, de tu vida, forma parte de un propósito, forma parte de eso que Dios hará contigo.

El principal propósito de Dios es que cumplamos en la tierra lo que él nos mandó a hacer, y luego de eso, que alcancemos la vida eterna tal cual cómo él lo promete en su palabra; nuestra vida en la tierra es pasajera, así cómo todo lo que vivimos, experimentamos y aprendemos en ella, por eso es tan importante los conocimientos y preparación que nos llevamos, pues es la preparación que Dios nos dio para nuestra eternidad.

Por eso en este día Dios te recuerda que no te mortifiques tanto por tus problemas y adversidades, pues eso forma parte también de su plan; él necesita que aprendas de eso que te está pasando porque él todo eso lo usa en tu preparación, lo bueno, lo malo, y lo feo, sólo confía en él y en su voluntad.