Nos sumerge en alegría escuchar a Dios hablar del GOZO

En el mundo donde vivimos hoy está bañado de caos y tragedia, por eso cuando escuchamos a Dios hablarnos de gozo nos sentimos alegres al saber que Él nos promete eso si lo seguimos y aceptamos como nuestro Salvador y Señor eterno. Gozo no tiene nada que ver con lo que observamos hoy en el mundo. Muchas personas piensan que conseguir la felicidad es buscar lo que a uno mismo le hace feliz. Es decir, dormir con distintas parejas, mentir a la hora de pagar impuestos, abusar y criticar a los demás, nada de esto es realmente la felicidad.

La Biblia nos dice que la Alegría es para el justo el hacer juicio; mas destrucción a los que hacen iniquidad. Por otra parte nos habla del gozo como fruto del Espíritu, esta es la visión alegre y positiva de una persona que ha sido llamada por Dios y se da cuenta de lo beneficioso que es seguir el camino de vida de Dios.

Quebrar los estatutos que Dios nos deja en la Biblia, jamás te llevarán al gozo verdadero y eterno. Cuando buscas el placer propio de manera egoísta no es el camino del verdadero gozo tampoco. El verdadero gozo es un regalo de Dios, y Él quiere que lo compartamos con los demás sin egoísmo. La Biblia nos explica que podemos tener gozo de Dios aún cuando estemos en medio de cosas que no nos hacen felices; las pruebas, por ejemplo. A pesar de esto, y para fortuna de nosotros, Dios nos promete en la Biblia que a largo plazo el gozo, la alegría y el gusto van a estar presentes. 

El inmenso amor de Dios se materializa en el gozo, es por eso que anhela darnos cosas buenas a Sus hijos, a quienes se arrepientan, se bauticen y le abran la puerta del corazón a Su Espíritu Santo. Entre esas excelentes cosas está el Reino de Dios, una esfera donde Jesucristo va a gobernar un mundo próspero y pacifico: es por eso que debemos estar alegres y gozosos todos los verdaderos cristianos, porque Jesucristo juzgará a los pueblos con equidad, Y pastoreará las naciones en la tierra.

¿Cómo vivo con gozo en Cristo? Experimenta la Divinidad

Alegría al escuchar a Dios hablar del gozo

“Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre”. Salmo 16:11

«Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna». Santiago 1:2-4

“Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo”. Mateo 13:44

“Pues mucho me regocijé cuando vinieron los hermanos y dieron testimonio de tu verdad, de cómo andas en la verdad. No tengo yo mayor gozo que éste, el oír que mis hijos andan en la verdad”. 3 Juan 1:3-4

“Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza”. Mateo 13:20-21

“que tengas un feliz día en el trabajo siendo una luz para el mundo oscuro” o “El gozo en el Eterno es tu fuerza”. Nehemías 8:10