«Oré y él me contestó»: Ateo empieza a creer en Dios luego de estar muy cerca de la muerte

Un hombre ucraniano que por años había decidido dejar de creer en Dios, luego de que «no salvó» a su hermana de la muerte, experimentó la sustitución más sobrenatural de su vida; según cuenta el relato, este hombre oró en un momento donde estaba entre la vida y la muerte y fue ahí donde Dios le respondió y lo salvó.

 Cuenta que unos delincuentes se le acercaron y estaban a punto de liquidarlo, fue allí cuando cerró los ojos y sintió la necesidad de orar; de repente, de manera sobrenatural, los delincuentes empezaron a sentir temor, se pusieron pálidos, cómo si estuviesen viendo algo horrendo, y decidieron irse así sin más.

Desde entonces, el hombre ucraniano decidió seguir a Cristo y entender que él sí existe, que se lo demostró de una manera increíble; ahora, el hombre es pastor en una iglesia en Estados Unidos, esperando poder un día volver a su país cuando los conflictos con Rusia acaben.