¿Por qué Jesucristo dio su vida por la Humanidad?

¿Por qué Jesucristo dio su vida por la Humanidad?  La Biblia nos narra claramente por qué Dios habitó entre nosotros haciéndose hombre, nos enseña que fue con un fin principal, para que lo conociéramos y para entregar su vida por nosotros y así recibir la vida eterna.

Con su muerte y resurrección; Jesús restaura todas las relaciones que habían sido quebrantadas por el pecado, todos los cometidos desde Eva, hasta su llegada: la relación entre nosotros y Dios, la relación entre el ser humano con sus semejantes, la relación del ser humano consigo mismo y la relación del nosotros con la naturaleza. Jesús es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo y a través de su resurrección nos brinda una esperanza viva que nos motiva a vivir esperando su segunda venida en la que nos renovará eternamente.

Dios nos Ama

El Amor de Dios por nosotros es inmenso. Su propósito no es más que seamos completamente felices y vivamos para siempre con Él en el cielo. Pero nuestros pecados nos separan de Dios. Al cometer nuestros pecados, hay poco o incluso ningún lugar para Dios en nuestras vidas. Nuestras penas, nuestros cuidados y situaciones no las podemos soportar sin Dios en nuestros corazones. Por eso es importante vivir en base a su agrado, y así poder ser felices como Él quiere.

¿Quien es el Espíritu Santo y cual es su Misión?

Dios y su hijo Jesucristo

Dios nos Ama tanto que envió a su Hijo primogénito Jesús, quien estaba libre de pecado, a morir por nosotros y de esa manera perdonar nuestros pecados. Jesús nació como un hombre, y al morir en la Cruz, Jesús se llevó todos nuestros pecados con él. Ese es el principio de una nueva oportunidad para vivir en forma plena a través de su palabra, la que nos enseñó mientras estuvo en la tierra. Y con el Bautismo convertirnos en hijos de Dios. Solo queda aceptar su perdón y caminar junto a Él como cuando estuvo con nosotros aquí en la tierra.

Más allá de la Resurrección

Jesús nos ha enseñado que a través de su muerte y resurrección nos fueron perdonados los pecados y tener la esperanza de vivir eternamente. Pero esa representación va más allá, los que hemos puesto nuestra Fe en Cristo debemos vivir de acuerdo a una nueva ética que refleje los valores de nuestro Señor. El Cristianismo no es solo la oportunidad de ir al cielo, sino que es una guía para vivir centrados en Cristo y que impacte todas las áreas de nuestra vida. Todos vivimos por naturaleza para nosotros mismos, pero ahora los cristianos deben vivir para Cristo, así nos lo enseña; 2 Corintios 5:14-15; “El amor de Cristo nos obliga, porque estamos convencidos de que uno murió por todos, y por consiguiente todos murieron. Y él murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para el que murió por ellos y fue resucitado”.

La Biblia nos enseña que Cristo vino a darnos vida abundante; «El ladrón no viene sino para hurtar, y matar y destruir. Yo he venido para que tengan avida, y para que la tengan en abundancia». Juan 10:10.

Cada uno de nosotros debemos saber que Jesús dio su vida para la salvación de la humanidad, la dio para nosotros, debemos reflexionar que mal camino andamos, debemos dejarlo, arrepentirnos y regresar a la senda de Cristo.