Puedo ser Salvo sin conocer a Cristo ¿Es verdad?

Como cristianos siempre estamos en la búsqueda de la salvación, la única que nos protege de los malos actos morales y de sus consecuencias, es decir; del pecado original, y del pecado personal. Por otro lado, ser salvo lleva al humano a una comunión íntima con Dios, es decir, le brinda la capacidad para vivir una vida espiritual que trasciende las posibilidades meramente humanas, pues es consecuencia de la gracia de Dios, de Su intervención en la vida personal.

«Porque, si cuando éramos enemigos de Dios fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, mucho más ahora, que estamos reconciliados, seremos salvados por su vida». Romanos 5:10

Aquí la Biblia nos enseña que el proceso de salvación ocurre en toda la historia de la humanidad y en la vida personal de cada quien a través del sacrificio de Jesús en la cruz, el único salvador del hombre. Por medio de la fe podemos conocer este plan de Dios que se ha revelado en Jesús: Su crucifixión es la salvación. De eso trata el evangelio; esa es la «Buena Noticia».

Entonces es necesario entender que el humano que no conozca a Jesús o al Evangelio, de ninguna manera será salvo. Sin embargo, las personas que ignoren sin culpa el Evangelio de Cristo, buscan a Dios con un corazón humilde y sincero, con gran esfuerzo, bajo el influjo de la gracia, en cumplir con obras su voluntad, conocida mediante el juicio de la conciencia, pueden conseguir la salvación eterna. Por lo tanto, si alguien, aún no siendo cristiano, ni miembro de una iglesia; podría alcanzar la salvación gracias a la misericordia de Dios, de Su gracia; un proceso que sólo Él sabe.

«Quien nos salvó y nos llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos». 2 Timoteo 1:8-9 

Pero, sucedería lo contrario a quienes rechacen a Cristo como su salvador y Rey, estos estarán destinados al lago de azufre. Dios no fuerza a estas personas, no los obliga a su libertad. Entonces, quienes pretendan alejarse desde lo más profundo y de manera voluntaria de Dios, además huyen de las cuestiones religiosas, desoyen el dictamen de su conciencia; estos tienen total culpa, por lo tanto están exentos de ser salvos. 

«Y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes». Mateo 13:50

La fe es conocer de manera abierta, pública, el propósito salvador de Dios que ocurre con Jesús en la cruz. Por el contrario, si alguien no tiene fe, desconoce ese plan salvador que afecta a todos los hombres. La fe nos lleva a un gran beneficio, nos lleva a conocer el verdadero rostro de Dios y a una amistad con Jesucristo, nos lleva a estar con Dios en todo instante. La revelación de la verdad sobre Dios, sobre el destino del mismo hombre, y sobre el mundo; es una magnifica revelación para cualquier humano, pues conoceremos los grandes beneficios de seguir a Cristo.

¿Qué significa CONOCER a Cristo? El Amigo fiel

Pero si sucede lo contrario, si alguien vive sin el conocimiento de Dios y de Sus beneficios; esto le traerá lo malo, será un mal para su vida, vivirá una serie de sufrimientos y esclavitudes dramáticas.

«E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna». Mateo 25:46