¿Qué es el ADVENIMIENTO? La llegada del Señor Jesucristo

El Advenimiento para nosotros los cristinos es la venida de nuestro Señor Jesucristo, la llegada del mesías anunciado. En el año litúrgico cristiano es cuando comienza el periodo de Adviento, comienza la preparación para la llegada de Jesucristo, señalada desde los cuatro domingos anteriores a la Navidad, que es la fecha señalada para el advenimiento. La historia de la natividad es una de las más famosas e importantes en la Biblia. Cada año los cristianos nos reunimos para celebrar el regalo más maravilloso que fue el nacimiento del niño Jesús y la alegría de estar juntos en familia.

“Y tendrás gozo y alegría, y muchos se regocijarán por su nacimiento”. Lucas 1:14

Advenimiento

Un advenimiento es la llegada, venida o arribo de alguien o algo a un lugar, cargo o posición. La palabra Advenimiento se origina como el verbo latino advenīre, que se le integra el prefijo ad-, que significa ‘hacia’, y la raíz venīre, que traduce ‘venir’, entonces podemos trasladarlo al español como ‘llegar’. Esta palabra es un cultismo, pues advenimiento se usa menos que sus sinónimos llegada o venida, por lo tanto está restringida sobre todo a circunstancias de comunicación más formales o a eventos específicos.

El Adviento es un tiempo de alegría para los cristianos, caracterizado por la preparación espiritual del nacimiento de Jesús. El periodo de advenimiento inicia en el domingo más cercano del día 30 de noviembre y culmina el día 24 de diciembre, día de la llegada de nuestro Señor Jesucristo, esto se convierte en el primer tiempo del año litúrgico cristiano.

La duración del Adviento varía entre veintidós y veintiocho días, tiempo que se le dedica a la reflexión, penitencia y oración como preparación para recibir al Señor Jesucristo. En esta preparación tomamos las lecturas bíblicas del profeta Isaías como del Antiguo Testamento señalando la llegada del Mesías. La Biblia nos relata como el Ángel Gabriel, se le apareció a María para indicarle que pronto daría a luz a un niño, el hijo de Dios, al cual llamaría Jesús, a la vez le indicó que Su reino no tendría fin. Ese tiempo de espera, se caracteriza como Adviento.

“Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso lo santo que nacerá será llamado Hijo de Dios”. Lucas 1:35

¿Cómo debo vivir mi vida a la luz del regreso de Jesucristo? Como si fuera el último

Karl Barth lo consideran como uno de los más importantes pensadores cristianos del siglo XX. A partir de su experiencia como pastor escribió lo siguiente;

“Promesas cumplida y por cumplirse están relacionadas la una con la otra así como lo esta el alba y el ocaso. Ambas prometen y cumplen. Entonces es necesario precisamente que a la luz de la segunda venida de Cristo; que la fe se ha convertido en fe de adviento, la expectativa de una futura revelación. Pero la fe sabe por quién y para que esta esperando. Es fe cumplida porque se aferra a las promesas cumplidas». Karl Barth

Por su puesto que el advenimiento es un tiempo para celebrar y de preparación para la venida de Cristo, pero esto va más allá, es en el adviento que el milagro de la Navidad se puede entender y apreciar completamente, y es gracias a la Navidad, es decir; al nacimiento del Señor Jesucristo, que la vida cristiana tiene su esencia. La promesa de Israel y la promesa de la iglesia es Jesucristo, Él ha venido, y Él vendrá de nuevo. Esta es la esencia del adviento.   

“Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz”. Isaías 9:6