¿Cómo recibo el Bautismo en el Espíritu Santo? La fe en Jesucristo

Así como todas las maravillas que Dios nos da y Sus dones,  el Espíritu Santo lo recibimos por fe. Lo primero que se debe tener es fe que la voluntad de Dios es que recibamos el Espíritu Santo en nuestro corazón. Esa convicción nos lleva al bautismo en el Espíritu Santo. Pero si dudamos, no recibiremos el bautismo.

«Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor». Santiago 1:6-7

No hay ningún motivo para que los creyentes no crean que la voluntad de Dios para cada uno de nosotros es que recibamos el Espíritu Santo. En especial porque así lo dijo Jesús claramente;

“Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”. Lucas 11:13

Más que un motivo, esto es una promesa que viene de los propios labios de Jesús, y es suficiente para convencernos que la voluntad de Dios es que recibamos el Espíritu Santo por medio del bautismo. Además, aquí cobra vida la verdad sobre cuando se es bautizado en el Espíritu Santo, esto ocurre después de la salvación.

Jesús promete sólo a los hijos de Dios; los únicos que tienen a Dios como su “Padre celestial”, que Dios les daría el Espíritu Santo si se lo piden. Pues es la única manera de experimentar la presencia del Espíritu Santo; al nacer de nuevo en el momento de la salvación, entonces es la única forma que tendría sentido la promesa de Jesús. Al contrario de ciertos teólogos modernos, Jesús creía que era apropiado para cada persona que ya había nacido de nuevo, pedirle a Dios que le diera el Espíritu Santo.

Entonces, cumpliendo lo que nos dice Jesús, existen sólo dos condiciones que debemos cumplir y de esa manera poder recibir el Espíritu Santo. Lo principal es aceptar a Cristo como nuestro Padre Celestial y eterno, lo que ocurre cuando nacemos de nuevo. Y segundo; debemos pedirle el Espíritu Santo.

¿Es necesario el Bautizo para Salvarme? Sólo en el Espíritu Santo

Aunque la Biblia habla que para recibir el Espíritu Santo es necesario la imposición de manos, no es estrictamente necesario ese acto. Pues como nos enseñó Jesús, sólo hay que pedirlo. Cualquier cristiano puede recibir el Espíritu Santo por sí mismo en el lugar donde ora, así recibirá al Espíritu Santo por fe.

«Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego». Mateo 3:11

«Pues Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de pocos días». Hechos 1:5