¿Qué es el Libre Albedrío? Dos caminos; las Bendiciones o las Maldiciones

Dios nos da la oportunidad de elegir la manera en que queremos vivir, es decir; nos creo con libre albedrío. No existe nada ni nadie que nos obligue a hacer lo que no queremos hacer. Estamos bajo nuestra propia responsabilidad o ausencia de ella para hacer y tomar decisiones. Eso si, cada decisión que tomemos, arrastrará consecuencias a nuestra vida y a la de nuestra familia.

Libre Albedrío

En la Biblia, la Palabra de Dios nos dice con claridad que decisión arrastrará Bendiciones y las que traerán maldiciones. Pero a pesar de eso, nos deja elegir que rumbo agarrar.

«Mira, yo he puesto delante de ti la vida y el bien; la muerte y el mal; pues te ordeno hoy amar al Señor tu Dios, andar en sus mandamientos, sus estatutos y sus juicios, para que vivas y te multipliques, a fin de que el Señor tu Dios te bendiga en la tierra que vas a entrar para poseerla. Pero si tu corazón se desvía y no escuchas, sino que te dejas arrastrar y te postras ante otros dioses y los sirves, yo os declaro hoy que ciertamente perecereis». Deutoronomio 30:15-18

Moisés nos indica aquí el libre albedrío, los dos caminos que Dios nos coloca en frente, para más ningún lado. Además nos deja un mandato que si lo obedecemos, nos Bendice Dios. Y esa Bendición no es cualquier cosa, te aseguro que no hay nada mejor en la vida, que tener la Bendición de Dios y Su Favor. Sólo es cuestión de tomar la mejor decisión, el buen camino, que es seguir a Cristo y amarlo así como Él nos ama. Y la mejor demostración de Su inmenso amor es cuando Jesús dio Su vida por cada uno de nosotros, aún sin merecerlo.

«….Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida, para que vivas, tu y tu descendencia, amando al Señor tu Dios, escuchando su voz y llegándote a Él». Deuteronomio 30:19-20

Aquí nos vuelve a señalar el libre albedrío, nos da la opción de la vida o la muerte, la Bendición o la maldición. Y la mejor opción es la vida, la Bendición de Dios. Elige a Cristo, Él es la verdadera libertad. Hacer lo que queramos no es libertad verdadera, no, pero al seguir lo que Dios nos dice, eso nos traerá Bendición, gozo y paz a tu vida.

Jesucristo es quien nos hace libres, la libertad de las cadenas del pecado, de la adicción, de resentimientos y amargura. La Biblia nos dice que todo aquel que el hijo de Dios libertare, ese; será verdaderamente libre. Únicamente Cristo, Su Palabra, puede librarnos de la prisión del pecado, que nos obstaculiza vivir una vida llena de la abundancia que Jesús nos promete.

¿Qué beneficios recibo por seguir a Cristo? Felicidad eterna

En muchas oportunidades decimos que: Dios tiene el control de todo, y en efecto así es, sólo ocurre lo que Él permite. Pero debemos entender algo, Dios nos da libre albedrío, libertad de escoger el camino a seguir, si tomas malas decisiones, eso te llevará a una vida bajo maldición, pero si tomas la decisión correcta, el buen camino, recibirás todas las Bendiciones que Dios tiene para ti. quiere darnos.

«Acontecerá que si oyeres atentamente la voz del SEÑOR tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también el SEÑOR tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz del SEÑOR tu Dios». Deuteronomio 28:1-2