¿Qué es la promesa de Dios? El pacto con cada uno de nosotros

La Biblia está repleta de la promesa de Dios indicando sus intenciones y deseos para cada uno de nosotros. Nuestro Padre Celestial es un Dios de promesas y lo mejor de todo es que las cumple. La Biblia nos muestra ese hecho cuando a sus principales lideres les cumplió Su promesa; Abraham, Isaac, Jacob, David, Daniel y Pablo.

“Dios no es un hombre, por lo tanto, no miente. Él no es humano, por lo tanto, no cambia de parecer. ¿Alguna vez prometió sin cumplir?”. Números 23:19

Tu vida puede estar basada en diferentes aspectos, puedes basarla en tu propia inteligencia, estudios, hasta tu propio talento y experiencia. Sin embargo el mejor aspecto para basar tu vida es en la promesa de Dios.

Nuestro Padre Eterno basa su promesa en la expresión de Su voluntad para hacer algo por alguien o el cumplimiento de un sacrificio al lograr una meta.

«Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo, diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente». Hebreos 6:13.

Entendemos entonces que la promesa de Dios es un pacto entre Él y el humano, por medio de ella nuestro Padre celestial se compromete en realizar algo cuando el hombre cumple su parte, de una condición o algún plazo de tiempo especifico.

La promesa de Dios son muchas, miles según los estudiosos. Pero te voy a mencionar las que considero más importante;

-No estarás Solo; cuando enfrentemos las adversidades recordemos que Dios nos brinda confianza y seguridad que no estamos solos. Así nos lo afirma Isaías;

“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán”. Isaías 43:2.

-Vivirás muchos Años; el Rey Salomón nos dice;

“¡Nunca permitas que la lealtad ni la bondad te abandonen! Si así lo haces, vivirás muchos años, y tu vida te dará satisfacción”. Proverbios 3:2-3.

Si vivimos de manera respetuosa para con el prójimo, Dios nos promete una vida de muchos años, además la promesa incluye una vida llena de satisfacción y paz por donde mires.

-Cosecharás Bendición; Pablo nos dice en su carta de Gálatas;

“Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos”. Gálatas 6:9.

La promesa que Dios nos hace aquí es que si somos aplicados en hacer el bien, sin desanimarnos y sin perder la fe en Cristo; Dios nos recompensa con muchas Bendiciones a lo largo de tu vida.

-Tendrás Descanso y Paz; el mundo actual ya sabemos que no nos brinda eso, por eso Jesucristo se acentuó mucho en la promesa de paz y descanso. Así nos lo resalta en Mateo;

“Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso”. Mateo 11:28.

-Tendrás vida después de la Muerte; quizás esta sea la promesa más poderosa que Dios nos brinda. Jesucristo nos lo hizo saber a través de Juan;

“Voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”. Juan 14:2-3.

Ya tenemos claro que nuestro Padre Celestial es un Dios de promesas, y que así lo demostraron las personalidades bíblicas. Josue lo vivió en carne propia;

“Ni una sola de todas las buenas promesas que el Señor le había hecho a la familia de Israel quedó sin cumplirse; todo lo que Él había dicho se hizo realidad”. Josue 21:45.

Cada una de las promesas de Dios son cumplidas, pero no las hace así por así, nuestro Padre Eterno cubre con sus promesas a todo aquel que cree, obedece la ley de Dios y anda por el sendero de sus principios.

Cada personaje de la Biblia disfrutó de la promesa de Dios, entonces podemos estar tranquilos que así lo hará con cada uno de nosotros y nuestra descendencia. 

¿Qué es la inspiradora Fe en Cristo? Lo que puede hacer en nosotros

Nuestro Padre Celestial nos asegura su promesa, para eso debemos hacer lo que nos indica en la Biblia. ¿Que te parece? sencillo ¿No?. Basa tu vida en la promesa de Dios, y las verás cumplidas.